Deportes

Belmonte no llega a sus marcas

  • La joven catalana no fue la del Europeo de Eindhoven y se queda fuera de la final

La española Mireia Belmonte comprobó ayer que los Juegos Olímpicos, en lo que respecta a la natación, poco tienen que ver con unos Campeonatos de Europa. Belmonte se proclamó campeona continental el pasado mes de marzo en Eindhoven (Holanda), con 17 años, en los 200 metros estilos, la prueba en la que tenía puestas más esperanzas en los Juegos de Pekín.

Ayer, en el Cubo de agua de la capital china, la nadadora española cayó eliminada en las semifinales en unas series en las que si hubiera repetido sus tiempos (2.11,16) de la ciudad holandesa hubiera estado en la final. Belmonte paró el crono en 2.13,45 y fue sexta de su serie y decimocuarta de la suma de las dos semifinales en las que se impuso la zimbabuense Kirsty Coventry, con 2.09,53, un nuevo récord olímpico que sustituye al de la ucraniana Yana Klochkova, vigente desde Sidney 2000, con 2.10,68.

La nadadora de Badalona trató de seguir el ritmo de sus rivales en el paso de la mariposa y de la espalda, su peor estilo, pero empezó a descolgarse y no pudo imponer su mejor modalidad, la braza, para recuperar posiciones tal y como ocurrió en la final de los Campeonatos de Europa.

La calle número uno por la que compitió tampoco la ayudó, ya que hace que enseguida pierda de vista a sus rivales y no tenga referencias respecto a las mejores.

En cualquier caso, la española, de 17 años, era, junto a la china Jiaxing Li, también nacida en 1990, la más joven de las semifinalistas. Mireia, campeona del mundo júnior en los 400 estilos hace dos años, ha llegado a unas semifinales olímpicas y ha ganado una medalla de oro europea, algo que hace un año sólo lo podría haber soñado.

La australiana Stephanie Rice, segunda entre las que han pasado a las final, marcó 2.10,58, y la estadounidense Katie Hoff, tercera, en 2.10,90. Las tres compitieron en la semifinal de la española. Stephanie Rice tiene el récord del mundo desde el pasado 25 de marzo en Sidney con 2.08,92.

La estadounidense Natalie Coughlin, que minutos antes había ganado la medalla de oro en la final de los 100 espalda, se impuso en su serie, con 2.11,84 y nadará en el día de hoy con el cuarto mejor tiempo de las finalistas. En la serie de Coughlin, otra nadadora australiana, Alicia Coutts, fue segunda con 2.12,03 por delante de la canadiense Julia Wilkinson, tercera en la segunda semifinal con 2.12,03.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios