Cartaya-Guadalcacín | Crónica Cuarto empate consecutivo, tercero seguido sin goles (0-0)

  • El equipo de Diego Galiano sigue muy firme en defensa y con la pólvora mojada en ataque

Formación inicial que presentó el Guadalcacín en el Luis Rodríguez Salvador de Cartaya. Formación inicial que presentó el Guadalcacín en el Luis Rodríguez Salvador de Cartaya.

Formación inicial que presentó el Guadalcacín en el Luis Rodríguez Salvador de Cartaya. / J.O.

Y ya van tres partidos con la portería vacía, tanto en contra como a favor. En el cuarto empate consecutivo de los de Diego Galiano, el Guadalcacín luchó de tú a tú ante el Cartaya en busca de la victoria que se resiste, pero la puntería sigue sin acompañar y no se pudo pasar del 0-0, con lo que se mantienen tres puntos por encima del descenso.

Los de Galiano salieron al campo con ganas de seguir con el fútbol efectivo de las últimas semanas y rematar el trabajo con un tanto que les diera los tres puntos. Muy atrás empezaban las jugadas, queriendo controlar el juego desde la línea defensiva para evitar tropiezos y sorpresas.

Pases cortos y controlados disputaron el dominio del juego en el medio campo, donde se jugó el 80% del partido. La lucha por la posesión se convirtió en una ida y venida de construcción de juego en el centro, sin llegadas claras a las porterías rivales. En un primer tiempo en el que el Cartaya generó algo más de peligro, Marcos Valle impidió que entrara todo aquello que no detuvo la zaga jerezana. El conjunto cartayero tuvo dos ocasiones muy claras que no pudo aprovechar, aunque no fueron más de las que disfrutó el conjunto de Galiano.

Con alguna contra rápida y jugadas a balón parado, el Guadalcacín fue de menos a más hasta disponer de una ocasión clara que salió rozando el larguero al final de la primera mitad. Finalmente, llegó el descanso con el 0-0 en el electrónico.

Para la segunda mitad, los visitantes hicieron un par de cambios para solucionar la falta de ritmo en ataque y disponer de jugadores más ofensivos en la búsqueda del gol. Empezó la segunda parte con más ritmo y ocasiones, en parte por los jugadores más frescos, pero los tantos no llegaron.

Simón sacó dos pelotas bajo los palos que, desde los visitantes, ya se celebraban. Pero fue lo más peligroso que hizo el conjunto jerezano. Al revés que en el primer tiempo, las tornas cambiaron y fueron los cartayeros los que fueron de menos a más. El cansancio de los jugadores de Galiano fue creciendo con el paso de los minutos, ya que la presión y el elevado ritmo del partido hicieron mella. Circunstancia que aprovechó el cuadro local.

Pero la zaga férrea del Guada impidió que el marcador se moviera en contra, con lo que el resultado llegó al 90 con el 0-0 definitivo. Un partido más sin perder, sin gol en contra pero con la portería rival virgen. Está pasando factura la falta de poder goleador dados los buenos partidos de los de Galiano y los escasos puntos que suman. Eso sí, mejor sumar que restar. Poco a poco, van apretando la zona baja de la salvación en busca del objetivo principal: la permanencia. La próxima semana, encuentro algo más complicado en casa ante La Palma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios