fútbol liga de campeones

"Dybala es el Sívori de la Juventus"

  • Luis del Sol asistirá el sábado a un partido entre dos de sus ex equipos y admite que tiene el corazón dividido por ello

"Dybala es el Sívori de la Juventus" "Dybala  es el Sívori de  la Juventus"

"Dybala es el Sívori de la Juventus"

Luis del Sol (Arcos de Jalón, Soria, 6 de abril de 1935, 82 años), es uno de los pocos jugadores españoles que puede presumir de haber jugado en el Real Madrid y en la Juventus. Otros como Álvaro Morata siguieron su camino décadas después, pero él fue un pionero en cambiar de aires hacia Italia. Lo hizo tras Luis Suárez, que fichó por el Inter, y un ex compañero suyo madridista Juan Santiesteban al Venecia, en 1961.

Del Sol llegó a la Juventus en 1962 y jugó ocho años en el conjunto turinés. Antes, en el Madrid, tuvo tiempo de ganar la quinta Copa de Europa, dos Ligas y una Intercontinental. Jugó junto a Di Stéfano, después con Sívori y coincidió sobre el césped con Pelé o Garrincha. En una entrevista con Efe recordó su pasado y analizó la final que disputarán sus dos equipos. Y avisó: ojo con Dybala, para Del Sol, es el Sívori de la Juventus. Y eso, es muy peligroso para el Madrid.

Como madridista y español quiero que gane mi equipo, pero no puedo olvidar los ocho años en la Juventus"

-¿Mantiene el contacto con el Real Madrid y con la Juventus? ¿Se acuerdan mucho de usted?

-Tengo bastante contacto tanto con el Real Madrid como con la Juventus. Me llaman. Pero aparte, están los compañeros, que siempre están en contacto. Del Real Madrid tengo mucho contacto con Antonio Ruiz, con Pachín y con Paco Gento, menos. Con Alfredo di Stéfano me unía una gran amistad, pero el pobre ya no está con nosotros.

-¿Hablan de aquella época?

-Sí, aunque no mucho. Nos acordamos de anécdotas de cuando jugábamos.

-¿Alguna vez le han recordado por qué abandonó tan pronto el Real Madrid?

-Según el señor Saporta, la Juventus vino a por mí y andábamos un poco apretados de dinero. Ése fue el motivo por el que me dijo que me vendían.

-¿Le dio rabia salir?

-No. El tiempo que estuve, tuve la fortuna de ser campeón de la quinta Copa de Europa, de dos Ligas, de la Intercontinental al Peñarol, la Copa de entonces Generalísimo... hice los deberes. Me vendieron, vi también ventajas. Cambié de club, me fui a una gran entidad y tomé la decisión de marcharme.

-En el tiempo que pasó en el Madrid, ¿Di Stéfano fue lo más grande que vio?

-Sin lugar a dudas. Fue el jugador más completo. Tenía una mentalidad de ganador nato. Lo mismo defendía que atacaba, hacía goles... era un jugador completísimo.

-¿Di Stéfano echaba muchas broncas en el vestuario?

-No, pero él tenía una responsabilidad. Sabía que había que ganar sí o sí. Al que tenía que decirle que espabilara, se lo decía porque él era el primero que lo demostraba haciéndolo.

-¿Intentó aplicar algo de lo que vio de Di Stéfano en Italia?

-No. Yo tenía mi forma de jugar desde pequeño. Y así jugué hasta que me retiré.

-Di Stéfano es el jugador que más le impresionó del Real Madrid. ¿Pero es el mejor con el que ha coincidido jamás en un campo de fútbol?

-No he jugado con nadie mejor. He jugado con grandísimos jugadores como Pelé, Garrincha y muchos otros. Pero Alfredo era particular. Era mejor que Pelé porque era más completo. Pelé de mitad de campo para arriba era un fenómeno. Pero Alfredo era un fenómeno de mitad de campo para arriba y de mitad de campo para atrás.

-Antes de irse disputó aquella final de Copa de Europa que ganó 7-3 al Eintracht. ¿Es lo más grande que le pasó nunca?

-Se recuerda ese partido porque empezamos perdiendo y tuvimos una reacción fenomenal y se hicieron siete goles, que no es fácil. Ni antes ni ahora.

-¿Quién sería ahora el Di Stéfano del Real Madrid?

-Es muy difícil. Todos sabemos que Ronaldo, llamémoslo como queramos, pero está reconocido como el mejor del mundo en estos momentos. En otros momentos, no se sabe si la competencia tenía el mismo nivel o superior. A él le ha tocado en esta época, pues muy bien para él. Y nos alegramos todos los que tenemos afecto al Real Madrid.

-¿Quién sería el Luis del Sol actualmente?

-Modric. Yo me rebelaba cuando las cosas no salían bien. Hacía lo imposible por que el resultado se cambiase. Nos parecemos, por la posición, por el contacto que tiene con la pelota. Yo era un jugador que defendía y atacaba al mismo tiempo, como él.

-¿Luis del Sol tendría un hueco en la alineación de Zidane?

-No lo sé, dependería de Zidane. Ojalá tuviese sitio, eso sería una señal de que soy más joven.

-Después del Real Madrid estuvo ocho años en la Juventus. Conoció a Sívori...

-Coincidimos cuatro años y se marchó. Un gran jugador, pero de mitad de campo hacia arriba, no bajaba. Igual que Puskas, que llegó al Real Madrid con unos años. Pero era un fenómeno.

-¿Tal vez Cristiano se parezca más a Puskas? Goles, buen golpeo de balón...

-¿Cristiano a Puskas? No. Puskas tenía una técnica envidiable. Le pegaba con la izquierda que se le podían contar las costuras al balón. Cristiano ha llegado bastante joven, tiene gran movilidad, es un buenísimo jugador también.

-Volviendo a la Juve... ¿Dybala es el Sívori de la Juventus?

-Sí, Dybala es el Sívori de la Juventus. Apunta a ello. Esperemos que por el bien de la Juventus que no se estropee. Tiene unas condiciones fenomenales.

-¿Sigue desde España los partidos de la Juventus?

-Sí. Sigo a la Juventus, al Betis y al Real Madrid. Los sigo muchísimo.

-Usted que ve muchos partidos de la Juventus y le tuviera que decir a Zidane que estuviera precavido con algún aspecto de su rival... ¿qué le diría?

-El Real Madrid sabe perfectamente cómo juega la Juventus y quiénes son los futbolistas que pueden hacer daño. Y viceversa. Son profesionales y no se pueden engañar el uno al otro.

-¿Qué es lo más complicado de la Juventus?

-Los equipos italianos siempre han tenido una mentalidad que no se han entregado hasta el último segundo. No te puedes confiar, siempre van a seguir hasta el final.

-Qué va a ser más difícil para el Real Madrid... ¿superar esa defensa tan complicada o atar a los jugadores de arriba?

-La parte de atrás defiende bien, en el centro del campo marcan bien y arriba te dan un susto.

-¿Ve algún favorito?

-No, lo veo muy igualado y con posibilidades para ambos.

-¿Tiene el corazón partido?

-Sí, por supuesto. Como madridista y español, quiero que gane mi equipo. Pero no puedo olvidar los ocho años que he estado en ese club. Conmigo se han portado fenomenal, hasta el día de hoy. No sé, tengo el corazón dividido.

-¿Llego a trabajar con la Juve?

-Me hablaron en una ocasión, pero no llegamos a un acuerdo y tampoco estaba muy ilusionado porque era un poco complicado informar y ver y lo dejamos. Pero mi relación con ellos es magnífica.

-¿Echa de menos esos tiempos en los que jugaba y envidia a los que van a jugar en Cardiff?

-Por supuesto. Son muchos años y uno no se puede olvidar. Para mí ha sido mi vida. Empecé de niño con 12 años y hasta cerca de los 40 he estado jugando al fútbol. Lo que daría por volver a los 25 años... lo daría todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios