Línea de Fondo

El camino de los perdedores

  • En el deporte y en la vida, lo normal, lo lógico, lo común es perder

Gregg Popovich es el entrenador de la NBA en activo con más títulos ganados, sumando cinco y Steve Kerr, su ayudante en el pasado mundial al frente de la selección de Estados Unidos, le sigue en ese ranking con tres. Cuando la selección americana perdió contra Francia todas las opciones de luchar por las medallas, le preguntaron a Popovich si esta derrota no hubiera ocurrido con las grandes estrellas de su país, a lo que el veterano técnico respondió: "Creo que es bastante irrespetuoso debatir ahora un tema así, sobre sí tenemos a tal jugador o no. Es irrespetuoso para Francia... Y yo no podría estar más orgulloso de estos 12 jugadores que sacrificaron su verano para estar aquí". Para sentenciar diciendo: “No se trata de los otros, estos son los que están aquí. Hicieron un gran trabajo y estoy muy orgulloso de eso".

Mientras nos enseñan a vivir obsesionados por “ganar, ganar y volver a ganar” como dijo Luis Aragonés, aunque él lo dijo en el contexto del deporte de élite; mientras cada derrota, cada objetivo no alcanzado, cada meta no conseguida, nos va frustrando, va agriando nuestro carácter y nos va robando nuestra capacidad para soñar con nuevos logros, con nuevas expectativas o con nuevas ilusiones; mientras vamos recorriendo nuestro camino de derrota en derrota convirtiéndonos, a una inmensa mayoría de nosotros en seres oscuros, tristes y apagados que sin saber buscamos en las victorias de nuestros equipos y nuestros ídolos, una manera de mitigar nuestra amarga existencia. Llega un ganador nato y nos enseña el sentido de recorrer el camino de los perdedores.

En cada maratón, campeonato, competición son multitud los perdedores, es decir solo hay un ganador; en el deporte y en la vida, lo normal, lo lógico, lo común es perder. El orgullo de Popovich por el trabajo de sus jugadores es el sentido a la derrota. Ante el compromiso, el esfuerzo, el trabajo y la responsabilidad, el resultado adquiere un significado secundario. Solo con perdedores orgullosos pueden existir personas que batan records y saquen lo mejor de sí para alcanzar la victoria. La especie humana ha basado toda su evolución en el camino de los perdedores.

Si nuestra actitud ante la derrota fuera la de aprender de la misma para mejorar, fuera la de volver a levantarnos sin buscar excusas y culpables, fuera la de seguir deseando un futuro lleno de esperanza, seguramente seguiremos perdiendo, pero tendría sentido cada paso en nuestro camino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios