Deportes

Encarrilado en el Villamarín

  • El Betis irá a Gijón con dos goles de renta después de ganar al Sporting en casa tras cuatro derrotas en la Liga Vadillo se estrenó con un tanto

El Betis volvió a ganar en el Benito Villamarín, tras cuatro derrotas consecutivas en la Liga, y marchará con una buena ventaja (2-0) a El Molinón dentro de dos semanas para superar los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante un Sporting, que en Sevilla creó muy poco peligro.

Tanto el técnico visitante, Abelardo Fernández, como Pepe Mel anunciaron muchos cambios en sus equipos en comparación con lo que utilizan en la Liga, pero también coincidieron en señalar la seriedad con la que querían arrancar en este torneo. En nada se pareció esta cita en el Villamarín con la del pasado junio, cuando, con un estadio lleno, el conjunto asturiano ganó por 0-3 y acompañó al sevillano a Primera División.

El Sporting salió dispuesto y fue el que llevó el mando del juego de inicio, con superioridad en el centro del campo y mejor visión a la ahora de combinar y acercarse al área rival ante un Betis, falto de ideas en la faceta de creación con el holandés Van der Vaart en ese cometido.

El partido avanzó hacia su media hora sin que pasase nada hasta que una jugada aislada de los locales, con centro desde el extremo izquierdo de Vadillo, que disputada sus primeros minutos de la campaña, acabó con un remate de cabeza de Portillo que acabó en el larguero. Ese lance hizo despertar al conjunto verdiblanco, al menos para equilibrar el juego del rival, que pareció asustarse al ver cerca un gol en contra, pero que también estuvo a punto de marcar poco antes del descanso con un balón al que no llegó por poco Pablo Pérez.

En la reanudación, al minuto de juego, un centro de Petros lo aprovechó libre de marca en el segundo palo Vadillo para abrir el marcador. El Betis jugó ya a partir de ahí con mas tranquilidad ante un rival que, ya con el delantero Guerrero en el campo, le costó mucho crear peligro. Los locales, sin embargo, no le pusieron la intensidad suficiente para marcar un segundo tanto con el que ir con más garantías a Gijón y eso lo aprovechó el equipo de Abelardo para, esporádicamente, intentar un empate que no se materializó. Lo que sí llegó fue el segundo del Betis en la prolongación, obra Vargas, para poner la eliminatoria muy a su favor para la vuelta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios