Liga Europa

Falcao se encumbra y glorifica al Atlético

  • El colombiano marcó dos goles de genio que tumbaron a un Athletic que careció de todos los recursos y la magia que le habían acompañado en el torneo

El colombiano Radamel Falcao se encumbró en Bucarest como uno de los mejores goleadores del mundo con dos tantos que sirvieron para doblegar al Athletic de Bilbao y regalar una nueva noche de gloria, y van tres en dos años, al Atlético de Madrid, en la que que el brasileño Diego redondeó la fiesta con el 3-0 definitivo.

El equipo colchonero parece haberle cogido el gusto a los títulos europeos y sumó el tercero (de los cuatro que tiene) en las dos últimas temporadas imponiéndose sin paliativos a un Athletic que careció de todos los recursos y la magia que lo han acompañado durante todo su trayecto por la competición continental.

Pero los de Diego Simeone fueron manifiestamente superiores a los Marcelo Bielsa, a los que superaron de principio a fin. Desde que Falcao hiciese en el minuto 6 un precioso gol en una jugada personal en la que superó a Amorebieta antes de enganchar un disparo letal con la zurda al que Iraizoz no llegó, hasta que el Diego brasileño certificó en el 85 la victoria con el 3-0, otra vez con Amorebieta de por miedo, el claro triunfo madrileño.

Entre medio, en el minuto 34, Falcao había asestado un segundo aguijón a la defensa vasca, en otra jugada que dejó en mal lugar a Amorebieta, aunque también a Aurtenetxe, con un segundo tanto a la media hora que tenía visos de ser decisivo y definitivo.

El Athletic, fiel a la filosofía Bielsa, lo intentó hasta el final, pero no fue el equipo de todo el torneo y se llevó otra decepción en su segunda final europea. De nuevo, 35 años después, no pudo ser para el conjunto vasco, que además de su mal día sufrió la eclosión de un ariete de raza, uno de esos jugadores nacidos para días así, para finales importantes: Radamel Falcao, sin ningún género de dudas, fue el jugador del partido.

Sin sorpresas en el entramado táctico de ninguno de los dos conjuntos y con Adrián atacando por la derecha, comenzó ya mejor el Atlético que el Athletic el choque. Los de Bielsa parecieron algo nerviosos al inicio, con varias pérdidas de balón que les complicaron mucho la vida ya en el arranque. Y pronto los de Simeone, que ya habían avisado en el minuto 1, se adelantaron.

Fue Falcao, intenso y concentrado al mil por mil desde el principio, el que abrió el marcador. Lo hizo en el minuto 6 con un golazo en el que se deshizo con un recorte dentro del área de Amorebieta para acabar colocando el balón al palo largo, a la escuadra adonde no pudo llegar Iraizoz porque el balón era imposible de atajar.

Recibió un duro castigo el Athletic a su comienzo dubitativo y el Atlético un enorme premio a su salida a por el rival a su campo, cuando los colchoneros recuperaron varios balones muy peligrosos. Poco a poco fueron recuperándose los vascos del mazazo y empezaron a surtir de balones a Llorente, que tuvo dos oportunidades a pesar de estar bien amarrado por los centrales, especialmente en el juego aéreo por Godín. Aun así, el ariete internacional español logró rematar de cabeza un centro desde la derecha Iraola, en el que pidió penalti del central uruguayo.

Otro remate fallido de Llorente, en esa ocasión con el pie y fuera, un fuerte tiro de lejos de Muniain bien detenido por Courtois y un par de caídas en el área local protestadas por los bilbaínos dieron paso al segundo gol del partido. Marcado, como no, por Falcao, que sacaba petróleo de cada debilidad de los de Bielsa. El colombiano puso el 2-0 en una jugada nacida de una pérdida de Amorebieta al borde en la frontal de su propia área y continuada por Turan, que robó el balón al central vinotinto. El turco centró sobre Falcao, frente al que se resbaló dos veces Aurtenetxe, y el de Santa Marta fusiló de nuevo a Iraizoz.

El colombiano, que se jugó una segunda amarilla al borde del descanso, aún pudo aumentar su cuenta en un nueva acción terminando una primera parte a la que dio carpetazo un chut desviado de De Marcos al borde de la frontal del área.

Con casi todo perdido, Bielsa movió sus piezas tras el paso por los vestuarios y Aurtenetxe e Iturraspe se fueron a las duchas para dar paso a Ibai Gómez, un cambio habitual, e Iñigo Pérez, raramente medio de contención con Iturraspe en condiciones. Simeone, en cambio, nada tenía que cambiar de su casi perfecta primera parte.

Parecía darle algo de resultado el movimiento de sus peones al técnico de Rosario, ya que a los 20 segundos de la reanudación una peligrosa internada por la derecha de Muniain estuvo a punto de darle un disgusto al Atlético. Pero lo enmendó Miranda, cediendo el primero de los varios saques de esquina que botó su rival en los primeros minutos del segundo tiempo. Todos infructuosos.

Superó el Atlético ese pequeño momento de apuro y en el minuto 6 Diego casi encuentra el 3-0 en un balón largo no despejado por la defensa vizcaína. Sobre la hora de partido, Llorente tuvo una opción en el área pero no estuvo rápido y le cerraron bien dos rivales dejándolo sin opciones.

Un lanzamiento fuera de Adrián y un disparo alto de Ibai, en ambos casos fuera del área y en el segundo tras no llegar Llorente a un centro desde la derecha, dieron paso al último cuarto del choque.

Comenzó el tramo final con un error de Juanfran que pudo costarle caro a su equipo. El alicantino perdió la pelota ante Ibai dentro del área, pero el tiro final de De Marcos se fue muy alto. Siguió con su asedio el Athletic en busca del gol, del milagro, pero ni Susaeta ni Llorente tuvieron su mejor noche. Al contrario que Falcao, que amenazó un tercer tanto con un tiro al palo. Y que Diego, que redondeó la fiesta rojiblanca marcando el definitivo e inapelable 3-0.

atlético: Courtois; Juanfran, Godín, Miranda, Filipe Luis, Mario Suárez, Gabi, Diego (Koke, 90'), Adrián (Salvio, 88'), Arda Turan (Álvaro Domínguez, 93') y Falcao.

athletic: Iraizoz; Iraola, Javi Martínez, Aurtenetxe (Ibai Gómez, 46'), Ander Herrera, Iturraspe (Íñigo Pérez, 46'), De Marcos, Suaeta, Muniain (Toquero, 63') y Llorente. Goles: 1-0 (7') Falcao. 2-0 (34') Falcao. 3-0 (85') Diego.

Árbitro: Wolfgang Stark (alemán). Amonestó con tarjeta amarilla a Ander Herrera (22'), Falcao (26'), Amorebieta (64'), Íñigo Pérez (75') y Susaeta (90').

Incidencias: Final de la Liga Europa disputada en el estadio Nacional de Bucarest ante 52.347 espectadores en las gradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios