fútbol sala

Fede Vidal ya está al mando

  • El jerezano apuesta por la "continuidad" al frente de la selección

Vidal y José Venancio, ayer. Vidal y José Venancio, ayer.

Vidal y José Venancio, ayer. / efe/j.j. guillén

El nuevo seleccionador español de fútbol sala, el jerezano Fede Vidal, agradeció la "oportunidad" ofrecida por su antecesor, José Venancio López, siendo una de las personas que "más ha apostado" por él, y anunció que apostará por la "continuidad" en el combinado nacional con ligeros cambios que surjan "fruto de la evolución". "Agradezco a Venancio que me brinde esta oportunidad porque es la persona que más ha apostado por mí, pero también de manera especial por ser la persona que más ha contribuido a mi nivel de formación y para que yo tenga la capacidad de asumir este cargo", agradeció Fede Vidal al exseleccionador nacional durante su presentación.

Después de ocho años trabajando "codo con codo" junto a José Venancio López, el nuevo seleccionador apostará por una "continuidad" que la propia Real Federación Española de Fútbol (RFEF) respalda, y con ligeros cambios que, únicamente, sean "fruto de la evolución" del fútbol sala y de las grandes competiciones. "Vamos a continuar con la idea de trabajo de Venancio López y sé que vamos a realizar un trabajo maravilloso. Cada uno a nivel personal puede tener pequeños matices tácticos, pero serán cambios que vendrán por la propia idea de mejora que porque tengamos un concepto diferente de cómo se debe jugar. Hemos compartido la idea de ser agresivos y atrevidos en el aspecto defensivo y ofensivo, sin especular en absolutamente nada", manifestó.

Además, Fede Vidal valoró los esfuerzos del Comité Nacional de Fútbol Sala, quien se encuentra en un "proceso constante de reforma", y que le otorgarán la "oportunidad de ser el seleccionador nacional con mejores medios". "Esto no solo va a repercutir a nivel de selección. Al final, todos los cambios que se están produciendo repercutirán en el beneficio del fútbol sala nacional", recalcó.

De esta manera, se potenciará a un combinado al que el técnico considera "de los mejores del mundo" y que debe siempre "aspirar a todo". En mente ya está el próximo Mundial de 2020, un reto "infinitamente complicado" donde España deberá mejorar los cuartos de final de la pasada edición. "Lo primero, si llegamos al Mundial ya estaré contento y feliz. Si estamos allí es porque estamos preparados para ganarlo y la presión será igual de siempre. Las cosas hay que afrontarlas en su momento. Ahora, el objetivo es crear un grupo homogéneo que llegue a esos torneos con una filosofía trabajada", destacó.

Sin embargo, el nuevo seleccionador deberá esperar un año hasta vivir su primer gran reto en su nuevo cargo, con 14 amistosos y con los duelos frente a Brasil como principales atractivos. "Es un año que nos sirve para preparar al equipo y tratar de impulsarlo. Cuanta más exigencia haya, más nos va a ayudar. Los partidos frente a Brasil son bonitos porque no nos enfrentamos habitualmente, pero a nivel de preparación todos nos van a servir", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios