Mundial baloncesto 2014

Fortaleza y (pequeñas) debilidades

  • España llega al momento decisivo con los puntos fuertes más acentuados y también con los defectos aún más evidentes.

Tras seis partidos y seis triunfos en ocho días, la selección española de baloncesto encara el sprint final rumbo a la esperada final del Mundial con Estados Unidos con más certezas que dudas. El favorito y anfitrión descansa hasta el miércoles convencido de su defensa, su juego interior y su intensidad. Pero también hay algún talón de Aquiles. Un repaso de lo mejor y lo peor antes de los cuartos de final ante Francia.

DEFENSA: España es el equipo que menos puntos concede a los rivales y el que más tapones coloca entre los que siguen vivos (seis de media y 13 el sábado ante Senegal). "Debe ser un signo que nos identifique. Desde la defensa podemos correr, porque si no corremos, no somos nosotros", afirma el técnico, Juan Antonio Orenga. La chispa la aporta delante Ricky Rubio, líder en recuperaciones. "Aunque no robe el balón, la presión siempre la empieza él y luego con él todo el equipo le sigue", asegura Sergio Llull. Luego, atrás, los hermanos Pau y Marc Gasol y Serge Ibaka cierran el aro.

FÍSICO: La intensidad y el ritmo alto han sido una constante en los seis partidos. "Estamos todos y estamos sanos", afirma Orenga sobre la clave de una mayor continuidad que en anteriores campeonatos. Marc Gasol es el hombre que más juega con una media de 26,3 minutos. Ninguno superó los 25 en el encuentro ante Senegal. "Ha sido durito", dice sobre los seis partidos en ocho días Juan Carlos Navarro, mimado por el técnico porque puede ser clave en los momentos decisivos que vienen. "Tenemos tres días, es tiempo suficiente para que todo el mundo se pueda recuperar de golpes, sobrecargas, lo que sea", descarta Orenga problemas graves en Pau Gasol, algo magullado.

LOS GASOL: Junto a Ibaka forman quizás el mejor juego interior del campeonato. "Estados Unidos tiene unos hombres altos elegidos para frenar a nuestros pívots", presume Orenga sobre su trío, al que poco a poco se va incorporando el veterano Felipe Reyes. Costó un poco ensamblar a los hermanos, pero todo funciona ya. Pau sobresale en ataque y Marc, mejor jugador defensivo de la NBA en la temporada 2012-13, hace un trabajo más sordo, como demostró ante Senegal frenando a Gorgui Dieng. "Es fácil juntarlos porque saben jugar, se ayudan, leen las situaciones, pueden lanzar desde más lejos, por lo que abren el juego, son buenos pasadores. Cuando están juntos, somos más fuertes en defensa y en ataque, mejoran al resto del equipo", los elogia el técnico.

EL TRES: Francia volverá a apostar el miércoles por jugar con Mickael Gelabale y Nicolas Batum de espaldas, cerca de canasta, para sacar ventaja ante Llull, Navarro y Rudy Fernández, mucho más pequeños. Ya lo hizo en primera fase, como también Brasil, Serbia e incluso Senegal en octavos. "Hay otros cuatro jugadores que te pueden echar una mano. Somos jugadores que solemos jugar de dos y de uno y a veces nos cuesta defender a jugadores más grandes que nosotros", admite Rudy Fernández. Víctor Claver, el hombre que por altura mejor puede actuar ahí, apenas está entrando en las rotaciones. Y los atléticos estadounidenses están en el horizonte.

EL TRES (II): El juego interior sobresale tanto que hace perder la comparación al exterior, sobre todo en noches aciagas como ante Senegal. En la primera mitad, España sólo anotó un triple de 11 intentos. Mejoró en la segunda parte para un total de siete de 23, un 30%. "Si se podía fallar un día, era hoy", dijo Navarro, el mejor especialista, que erró sus cinco lanzamientos desde detrás del arco. Los triples serán básicos para abrir las defensas y dejar espacios a los Gasol e Ibaka dentro.

LOS BASES: Orenga tiene el problema de repartir los 40 minutos de la posición de base entre tres jugadores de máximo nivel: Ricky Rubio, José Manuel Calderón y Sergio Rodríguez. "Me gustaría participar más, como a todos, pero estamos aquí para ganar", afirma Rodríguez, MVP de la última Euroliga y que ha ido perdiendo protagonismo. Rubio es el titular y Calderón se desempeña durante muchos minutos como escolta porque es el de mejor lanzamiento exterior. "No es fácil. En la posición de uno estoy más cómodo, por supuesto, eso lo he dicho siempre", afirma el nuevo jugador de los New York Knicks.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios