Francis Pérez | Técnico del Xerez DFC B "Toca resetear y pensar en la fase de ascenso, el Jerez Industrial fue superior"

  • El entrenador azulino asegura que "hicimos un buen año, fuimos campeones y hay que corregir errores para seguir mejorando y aprendiendo"

Francis fue expulsado de forma rigurosa por doble amarilla por el colegiado González Vargas. Francis fue expulsado de forma rigurosa por doble amarilla por el colegiado González Vargas.

Francis fue expulsado de forma rigurosa por doble amarilla por el colegiado González Vargas. / Eduardo Rabaneda

Francis Pérez, técnico del Xerez DFC, encajó la derrota por 3-1 en La Juventud ante el Jerez Industrial con deportividad. Asumió que su equipo no tuvo un buen día, lamentó las bajas, destacó la superioridad del rival y sigue sin entender a los árbitros. Fue expulsado de forma injusta por doble amarilla por reclamar una falta.

El entrenador azulino tenía claro que "sabíamos dónde veníamos, y a qué equipo nos íbamos a enfrentar. Era complicado, pero son partidos que salen así, son tres puntos que nos hemos dejado y toca descansar, desconectar, resetear, corregir errores y prepararnos para la liguilla de la fase de ascenso".

El filial entró bien al partido, pero con el paso de los minutos el Jerez Industrial impuso su mayor experiencia y también explotó bien su arsenal ofensivo. El barbateño no cree que a sus jugadores les pesara la responsabilidad. "Eso no lo creo, durante todo el año hemos plantado cara a equipos más expertos. De todos modos, es cierto que no hicimos un  buen partido y que teníamos bajas importantes. No fue nuestro día, el Jerez Industrial fue muy superior y justo vencedor". 

Al final del encuentro, fue expulsado por doble amarilla y no lo entiende: "Simplemente y de verdad lo digo, me ha enseñado la amarilla por protestar una falta en la que no dejó la ley de la ventaja en la que le comenté "vaya tela", sin más. Luego, me ha comentado incluso que se había equivocado con esa jugada. Son cosas que pasan ahí y que tampoco hay que darle más importancia".

El equipo no perdía desde que cayó en enero en Trebujena, llevaba ocho jornadas sin conocer la derrota, y este tropiezo no cree que les afecte demasiado de cara a la segunda fase. "Está claro que una derrota siempre desagrada. Eran tres puntos importantes porque, como todos sabemos, son puntos que se arrastran. De todos modos, esto es fútbol y sabíamos que nos medíamos a un gran equipo. No debe afectar, hemos sido campeones, hemos hecho un buen año, hemos competido muy bien y nada, ahora empieza lo bueno y hay que mantener el nivel que hemos estado demostrando durante todo el año. En este partido no estuvimos a la altura, hay que corregir cositas, seguir mejorando y seguir aprendiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios