Fútbol · Tercera División

Galiano: "Me equivoqué"

  • El capitán del Guadalcacín admite su error aunque argumenta que "no insulto ni falto al respeto en ningún momento, sólo le digo al asistente que el balón no llega a entrar".

Como no podía ser de otra forma, el capitán del Guadalcacín, Diego Galiano, está arrepentido de la acción que protagonizó el pasado domingo con uno de los asistentes de Lázaro Bustos y que le acarreó la tarjeta roja directa. El capitán guadalcacileño sabrá hoy el alcance de la sanción.

Galiano explica lo que todo el mundo vio: "Hice una cosa que no se debe hacer pero en ningún momento insulté al juez de línea ni le falté al respeto. Tan sólo fui corriendo hacia él y le dije que el balón no había entrado", aunque reconoce que no fueron las formas adecuadas. "Al fin y al cabo el árbitro es el juez del partido, es el que manda y luego el perjudicado eres tú mismo y el equipo".

Y es que todo vino a raíz de que el granadino Lázaro Bustos concediera el gol (fantasma) del empate de la Lebrijana en una acción en la que Diego Galiano parece sacar el balón antes de que éste rebasara por completo la línea de portería. Al menos eso se desprende de las imágenes de televisión.

Galiano asegura que el balón no llegó a entrar: "No entra, yo lo tengo clarísimo. Despejo justo en la línea y luego, pensándolo fríamente, creo que el asistente no lo pudo ver porque mi cuerpo tapaba la visión del balón. No sé si estaba mal colocado".

¿Cómo un futbolista de la veteranía de Galiano pudo cometer ese error estando además el equipo con uno menos? "Son cosas que pasan en el fútbol, me equivoqué", asegura el central guadalcacileño quien no espera un excesivo castigo: "Espero que sea un único partido aunque si ha puesto en el acta eso (que se enfrentó con el asistente nariz con nariz) no sé ya qué pensar".

El partido lo tenía controlado el Guada, ganaba 1-0 y estaba más cerca el segundo que el empate de la Lebrijana hasta que en cuestión de ocho minutos se produjeron las expulsiones de Dani y de Galiano: "La verdad es que sí, que perdimos nosotros solos el partido. Son cosas de las que hay que aprender porque no estamos en una situación como para ir dejándonos puntos".

Del Fernández Marchán, en años anteriores un auténtico valladar, se han escapado ya la friolera de 18 puntos. "No sólo se nos han ido puntos sino la forma en que se van, son ya muchos partidos en los que han expulsado a jugadores".

De cualquier manera, Galiano cree que no hay nada raro en los arbitrajes que está teniendo el equipo: "Creo que al final te dan y te quitan y compensan pero el domingo la verdad es que les dio un gol a ellos que no fue. Lo que importa ahora es que el sábado tenemos un partido muy importante contra el Écija y espero que podamos cambiar la dinámica que llevamos en casa".

Por último, explicó que al equipo le está faltando "meter" las ocasiones que tiene y "corregir las expulsiones que estamos teniendo, yo el primero. En los tres últimos partidos en casa hemos tenido cuatro rojas y eso no puede ser porque nos están costando puntos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios