Deportes

Jose motiva a los suyos con "el Cádiz de los milagros"

Es lo que les queda. Tener fe y considerar que más abajo (casi) no se puede estar. Esa es la mentalidad que está intentando trasmitir el entrenador del Córdoba José González a sus jugadores durante toda esta semana. El único aliado que tiene el conjunto blanquiverde es, precisamente, su propia desesperación.Esa sensación de que todo se ha acabado y que, sin embargo, quedan aún seis fechas.

La lección que la vida le dio en la tacita es ahora dogma. De fe: "Igual en seis jornadas hacemos lo que no hemos hecho hasta ahora. Vengo del Cádiz de los milagros, en el que un grupo de chavales éramos capaces de remontar situaciones imposibles en la clasificación".

Sin citar el año (fue en el 92), contó una de ellas:"Yo he ganado cuatro partidos seguidos en Primera por uno cero cuando nos estábamos jugando la permanencia. Incluso lo hicimos en uno sin tirar a puerta, porque metió un gol en propia meta Manolo Hierro increíble en Tenerife". Resumen de todo lo dicho: "La clave es creer. Tener fe".

Pero ¿en qué creer? El nombre del técnico fue puesto en el disparadero esta semana como carne de cañón de un Consejo que, al parecer, enfundó la trituradora. Él no sabe nada:"ni lo he escuchado, leído o visto. No lo sabía".

En todo caso, José es consciente de que no puede hacer nada si mueven ficha o se cansan de su trabajo:"La misma potestad tenían para traerme que para echarme. Los resultados no son malos... son malísimos, así que no me hubiera extrañado que hubiesen tomado esa decisión".

Sin embargo, que nadie piense que el entrenador se encuentra mejor por salir airoso de ese juicio: "Estoy dolido, fastidiado y todo lo que se puede estar después de tener tres puntos menos con los que podíamos contar perfectamente tras lo de Elche". Pero tiene claro que, a partir de ayer, tienen que "estar con la cabeza alta y puesta en el Xerez. Hay que sacar el carácter necesario para afrontar este partido".

Para la decisiva batalla del domingo tiene muchos peones de menos. Eso sí, podría recuperar a dos efectivos para el centro del campo: Endika y Javi Flores.

José explicó que el vasco "ha hecho el trabajo bastante bien", aunque el propio Endika confesase que aún notase molestias y podría actuar infiltrado.

Por otra parte, acerca de Javi Flores, subrayó que "ha entrenado con normalidad".En suma son "son dos buenas noticias porque en esa parcela precisamente estábamos fastidiados".

No obstante, las muchas bajas podrían precipitar la inclusión de algún jugador del filial (Álex, Marcos...): "Aún no sé si la podré completar con gente de la primera plantilla. Ahora mi intención es levantar el ánimo del grupo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios