Deportes

Los Juegos caros de Putin

  • Hoy arranca la competición de una cita cuyo presupuesto se disparó de los 12.000 millones de dólares iniciales hasta los 50.000 gastados al final

Un total de 88 países competirán en los Juegos Olímpicos de invierno más caros de la historia, los de Sochi (Rusia), donde hoy arrancará la competición y el viernes se celebrará la ceremonia inaugural de la XXII edición de la más grande expresión deportiva internacional sobre nieve y hielo.

Sochi, balneario a orillas del Mar Negro, será la sede de unos Juegos cuyo epicentro en realidad se encuentra en la localidad de Adler, prácticamente pegada a la anterior, que es donde se disputarán todas las disciplinas de hielo: el patinaje artístico, el de velocidad, el hockey y el curling. Las de nieve se encuentran en las montañas del Cáucaso, en Krasnaya Poliana, donde se destacarán las pruebas del deporte rey invernal: el esquí alpino.

Sochi, situada 1.360 kilómetros al sur de Moscú, fue elegida como sede en 2007 derrotando a la localidad austriaca de Salzburgo y PyeongChang (Corea del Sur), que será sede de la XXIII edición, dentro de cuatro años.

Pero a diferencia de esta última -que se presentó tres veces antes de ser elegida- y muchas otras, Sochi salió ganadora en su primer intento. Algo que no pocos explican en relación con la presencia del poderoso presidente ruso, Vladimir Putin. Rusia, que organizó en 1980 (como Unión Soviética) los Juegos de verano de Moscú, albergará por primera vez una cita invernal. Y lo hará sin ningún tipo de restricciones en el gasto.

El presupuesto inicial, de 12.000 millones de dólares, se disparó hasta los 50.000. Hasta el momento, más que de competición se ha hablado de todo tipo de cuestiones extradeportivas. Especialmente de corrupción, terrorismo y homofobia. Y es que Rusia no sólo afronta los problemas derivados de los conflictos territoriales en Chechenia y Daguestán. También están relativamente recientes los de Osetia del Sur y Abjasia, república que busca la separación de Georgia y que prácticamente limita con Adler.

Debido a ello, los de Sochi, localidad en la que nacieron el tenista Yevgueni Kafelnikov y el futbolista Igor Lediakhov, entre otros, serán los Juegos de las medidas de seguridad extremas: en la zona olímpica se han desplegado 60.000 unidades del ejército.

Pero al fin se empezará a hablar de deporte, en unos Juegos en los que se estrenará como presidente del COI el alemán Thomas Bach. Desde hoy comenzará la competición que repartirá medallas en un total de 98 pruebas. Doce de ellas nuevas. En abril de 2011 el COI aprobó la entrada en el programa olímpico de la prueba por equipos de patinaje artístico, los saltos femeninos de esquí nórdico, los relevos mixtos de biatlón, el halfpipe de esquí (masculino y femenino) y los relevos de luge por equipos. Tres meses después, añadió otras seis especialidades: el slopestyle, tanto de esquí artístico, como de snowboard, en el que incluyó el eslalon paralelo. Tanto para hombres como mujeres.

En total 88 países, seis más que en Vancouver, competirán en unos Juegos en los que la delegación más amplia será la de Estados Unidos, con 230 deportistas, cinco más que el anfitrión; y con nueve sobre Canadá, que hace cuatro años ganó el medallero en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios