Lebrijana-Guadalcacín | Crónica

Nada que hacer en Lebrija (3-0)

  • Los de Jesús Mendoza, inoperantes ante un rival que hace lo justo para golear

  • Pablo Pérez no juega ni un minuto en su adiós al club pedáneo

Marín no tuvo un día afortunado, como el resto del equipo. Marín no tuvo un día afortunado, como el resto del equipo.

Marín no tuvo un día afortunado, como el resto del equipo. / Manuel Aranda

El Guadalcacín sufrió una nueva derrota, la vigesimosegunda del presente campeonato, en el Municipal de Lebrija ante una Lebrijana que hizo lo justo para hacer tres goles y que tuvo un partido muy cómodo ante el colista de la clasificación.

Desde el inicio del encuentro se vio que el partido iba a ser cómodo para los de Lebrija, que con una presión voraz recuperaba balones en zona peligrosa ante un rival al que poco o nada le duraba el balón en los pies. Se notaba la diferencia de puntos y la trayectoria de ambos equipos. Mientras que los locales salieron confiados, el Guadalcacín acusaba la sequía de puntos de la temporada y la falta de un engranaje sólido en el centro del campo que sirviera para crear juego.

Fruto del buen juego desplegado por los hombres de Joaquín Hidalgo llegó el primer tanto en el 25' de las botas de Ranchero, que puso a los suyos por delante en el marcador. Después de este tanto, la Lebrijana continuó presionando arriba, haciendo daño al rival, que poco podía hacer más de defenderse. Lebrón achicó un par de trallazos muy buenos de Pana y Ranchero y evitó que el luminoso se agrandara.

Sin embargo, pese a las intervenciones de Lebrón, acabó cayendo el segundo gol para los lebrijanos. Lúa amplió la ventaja en el marcador a escasos minutos de finalizar la primera mitad para poner el 2-0. 

En la reanudación, el encuentro fue cogiendo más ritmo. El Guadalcacín intentaba entrar en el partido para revertir la situación y así lo buscó en los primeros compases de la segunda mitad. Sin embargo, todo se quedó en fuego de artificio, ya que los de Jesús Mendoza no llegaban de forma clara a la portería defendida por Manu López.Conforme pasaban los minutos, el ímpetu inicial del Guadalcacín se fue deshinchando y la Lebrijana volvió a su senda. Manuel Sánchez marcó el tercer gol en el 74' y rompió las pocas aspiraciones de un Guadalcacín que está sentenciado y que el domingo que viene recibe en el Municipal a un Xerez DFC reforzado tras ganar 4-2 al Ceuta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios