baloncesto nba

Leonard deja los Spurs por los Raptors

  • El conjunto texano, que había roto relaciones con el jugador por su lesión, contará en adelante con DeRozan

Kawhi Leonard, en un partido disputado entre los San Antonio Spurs y los Memphis Grizzlies. Kawhi Leonard, en un partido disputado entre los San Antonio Spurs y los Memphis Grizzlies.

Kawhi Leonard, en un partido disputado entre los San Antonio Spurs y los Memphis Grizzlies. / LARRY W. SMITH / efe

Futuro incierto el que se le presenta a los San Antonio Spurs. Cuando Tim Duncan, Manu Ginóbili y Tony Parker entraban en la recta final de sus carreras, el equipo tejano encontró a Kawhi Leonard, un alero que a los 25 años ya ha sido dos veces Mejor Defensor de la NBA y MVP de unas Finales frente a LeBron James. Pero con las relaciones rotas, los Spurs traspasaron a Leonard a los Toronto Raptors.

El motivo de la ruptura fue una lesión en el cuádriceps. Los Spurs y Leonard nunca se pusieron de acuerdo en el tipo de lesión, ni la gravedad, el tratamiento o los plazos de recuperación que necesitaba. Ni siquiera cuándo se había producido. Para los Spurs fue en los play offs de 2017. Para Leonard, por un cúmulo de contusiones desde hace dos años.

Fue Popovich, técnico de los Spurs, quien dejó en evidencia a Leonard en mayo

En la discrepancia se fueron alejando hasta que hace un mes el alero californiano pidió salir traspasado a uno de los equipos de Los Ángeles, preferiblemente a los Lakers, antes, evidentemente, de que saltara la noticia del fichaje de LeBron James. Pero su destino estaba en manos de los Spurs, que lo han mandado a los Toronto junto a Danny Green, a cambio de DeMar DeRozan, el joven pívot austriaco Jakob Poeltl y una primera ronda protegida del Draft de 2019.

La incertidumbre por el estado físico del jugador y su comportamiento poco profesional de los últimos meses jugó en contra de los Spurs, que recibieron ofertas que quedaban muy por debajo de su valor. Hasta que Toronto puso encima de la mesa a DeRozan, cuatro veces All-Star y aún en la veintena.

A cambio, los Raptors hacen una apuesta a todo o nada: después de tres años estrellándose contra LeBron en el Este, y con Boston y Philadelphia en la rampa de despegue, el proyecto de los Raptors parecía haberse quedado en tierra de nadie. Es una última oportunidad. Éxito o volver a empezar.

Leonard se perdió el inicio de la temporada pasada y no volvió hasta diciembre. Para entonces, ya hacía unas semanas que había puesto su caso en manos de un especialista de Nueva York. Los Spurs fueron gestionando sus minutos y dándole partidos de descanso. Hasta que después de un duelo contra Denver en enero, volvió a sentir dolor en la zona.

"No se ha lesionado otra vez ni nada de eso, pero nota dolor. No después de los partidos, pero sí al día siguiente", explicó Gregg Popovich, entrenador del conjunto tejano. Pero Leonard no volvió a jugar con los Spurs.

Meses después, los Spurs se enteraron de que quería marcharse al mismo tiempo que el resto de la NBA. El club no tuvo en cuenta las sensaciones de Leonard. Parker llegó a decir que su lesión muscular había sido "cien veces peor" y ya estaba jugando. Y cuando a Popovich le preguntaron si estaría listo para los play offs, respondió que eso "había preguntárselo mejor a Kawhi y su grupo". El dardo a su entorno estuvo claro.

Pero tampoco el joven jugador obró siempre con sinceridad. Ahora lo aguarda un nuevo destino, una nueva oportunidad. Mientras que los Spurs necesitan un plan B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios