Temporada 2018-2019

La Liga pasa a ser de tres

  • El reforzadísimo Atlético mira de tú a tú a Barça y Real Madrid en la lucha por el títulol En el campeón, Messi será el líder supremo; llenar el vacío de Cristiano, reto de Lopetegui

La Liga pasa a ser de tres La Liga pasa a ser de tres

La Liga pasa a ser de tres

La Liga Santander abre hoy una nueva edición para proponer un escenario más que atractivo: el ambicioso Atlético de Madrid parece decidido a unirse a Barcelona y Real Madrid en la pelea por el título.

Definitivamente, se trata de una Liga de tres. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que los dos colosos del fútbol español monopolizaban los fichajes importantes para quedarse como únicos aspirantes a la corona. Una "Liga escocesa", se habló. Pero el Atlético de Madrid, flamante campeón de la Supercopa de Europa, alzó su dedo y reclamó una alta consideración.

Obviamente, no puede haber nadie más favorito que el Barcelona, el actual campeón y ganador de siete de los últimos diez títulos disputados. Es un equipo formado para la carrera de fondo, para la regularidad.

Sin embargo, comienza la nueva temporada con una exigencia mayor: la Liga de Campeones. El doblete de la pasada campaña -Liga y Copa- le supo a poco, lo que expresa la enorme exigencia del club azulgrana. Tres años seguidos cayendo en cuartos de final de la competición más importante del mundo duele mucho. Y más cuando su eterno rival, el Real Madrid, ha sido el ganador en todas esas ocasiones.

Para cortar esa dinámica, el Barça se reforzó con piezas como Arthur, Malcom, Arturo Vidal o Lenglet, futbolistas que deben contribuir a aumentar la competencia en el plantel y hacerlo más largo. Y no descarta más fichajes.

"Tenemos bajas importantes en el centro del campo con la ausencia de Andrés (Iniesta) y Paulinho. Es posible que haya alguna incorporación para aspirar a todo, que es nuestra obligación. Queremos hacer el equipo más competitivo posible. Esa es la idea del club", manifestó su técnico, Ernesto Valverde.

Más allá de los debates sobre una eventual pérdida del estilo del equipo que un día tuvo a Iniesta y Xavi Hernández, cualquier discusión quedará enterrada o avivada por los resultados. Y éstos siempre prometen lo mejor si se cuenta con un jugador como Lionel Messi, quien a sus 31 años ya se convirtió en el futbolista con más títulos en la historia del Barcelona, con 33 después de la conquista de la Supercopa de España.

Por su parte, el Real Madrid está ante una temporada llena de incertidumbres. Se marcharon sus dos faros más visibles -Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo- y está obligado a reinventarse. Principalmente porque tampoco emprendió fichajes de envergadura, lo cual quedó en evidencia con la derrota ante el Atlético en la Supercopa.

Julen Lopetegui es el nuevo comandante del proyecto y el técnico español aclaró sobre la marcha del actual Balón de Oro: "Su ausencia nos va a permitir dar pasos adelante y crecer como colectivo".

El reto del conjunto blanco, con Gareth Bale y Luka Modric como principales referencias, es interrumpir la hegemonía del Barcelona en España, enviar pronto motivos de ilusión a su expectante hinchada y, por supuesto, volver a defender su título continental dentro de la segunda era dorada del club.

El tercer equipo en discordia es el Atlético de Madrid, que armó el proyecto más ambicioso de su historia. No sólo consiguió retener a los cotizadísimos Antoine Griezmann y Jan Oblak, sino que añadió fichajes importantes como los de Thomas Lemar, Nikola Kalinic, Rodri, Gelson Martins, Santiago Arias o Antonio Adán. Todos ellos se sumaron a nombres contrastados como los de Koke, Saúl Ñíguez, Diego Costa, Diego Godín, José María Giménez o Lucas Hernández.

Es un equipo enorme y sólo falta por ver si Diego Simeone se impregna de una filosofía ganadora y la logra trasladar a su plantel.

Sería una gran sorpresa que algún equipo más se uniera a la pelea por el título porque a conjuntos como Valencia, Sevilla, Villarreal o Betis no parece alcanzarles con lo que tienen, por mucho que también tengan su valor. Los cuatro parecen destinados a jugarse la preciada cuarta posición que permite ingresar a la Liga de Campeones.

Detrás aparecen equipos como Athletic de Bilbao, Real Sociedad, Celta de Vigo, Espanyol o el conjunto revelación de cada temporada, planteles que pelearán por situarse en puestos que permiten disputar la Liga Europa, que ya sería todo un premio para ellos.

Y como cada temporada, el grupo más nutrido lo compondrán los equipos que pelearán por la permanencia, que deberá ser el objetivo de los recién ascendidos -Valladolid, Huesca y Rayo Vallecano- y de otros como Leganés, Getafe, Alavés, Girona o Levante.

La Liga comienza hoy con los duelos Girona-Valladolid y Betis-Levante y concluirá el próximo 19 de mayo.

Messi, ya primer capitán del Barça con la marcha de Iniesta, se dirige a la afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios