selección española

Luis Enrique tiene trabajo por delante

  • La derrota ante Inglaterra baja de la nube al equipo dirigido por el asturiano

  • De Gea, Sergio Ramos o Busquets, en el punto de mira

Luis Enrique Luis Enrique

Luis Enrique / Efe

La selección española bajó el lunes de la nube con su derrota ante Inglaterra después de un partido que mostró una evidencia: a Luis Enrique le queda mucho trabajo todavía para recuperar la solidez que el equipo tuvo en otros tiempos.

Después de grandes actuaciones, España fracasó ante Inglaterra línea por línea y es tarea de Luis Enrique buscar alternativas y solucionar bajos estados de forma individuales para mantener la competitividad de la selección.

LA PORTERÍA. Como en el Mundial, David de Gea es ahora el meta titular indiscutible para Luis Enrique. Y como en el Mundial, ante Inglaterra volvió a ser transparente en los tres goles. No es que fuera responsable directo de ellos, pero tampoco ofreció resistencia y los recibió bajo palos, sin salir de su área pequeña.

Kepa espera en la recámara y no son pocos quienes piden al seleccionador más minutos para el portero del Chelsea. O al menos que De Gea no se sienta titular indiscutible.

-LA DEFENSA. Es hoy la zona más criticada, y especialmente los centrales. Sergio Ramos atraviesa un mal momento de forma notorio y Nacho Fernández tampoco está mucho mejor. La titularidad de éste último, tercer central del Real Madrid, refleja la carencia del fútbol español en esta demarcación.

Mientras, partidos como el del lunes prolongarán hasta el infinito la polémica de la ausencia del lateral Jordi Alba, con quien Luis Enrique no cuenta supuestamente por una enemistad arrastrada de sus tiempos como entrenador del Barcelona. Los laterales -Marcos Alonso y Jonny- ni atacaron ni defendieron ante Inglaterra.

-EL CENTRO DEL CAMPO. El debate ya es real: ¿debe seguir Sergio Busquets como titular indiscutible en el eje del equipo? Sus dificultades para leer el partido ante Inglaterra y ayudar a sus defensas fueron notables. Y ocurre que ahora tiene en Rodri un claro competidor por el puesto. El momento de forma del centrocampista del Atlético de Madrid es extraordinario.

Con el esencial Isco de baja, el discontinuo juego de la selección el lunes tuvo otro foco individual: Thiago Alcántara. En sus 34 partidos internacionales no se le recuerdan actuaciones realmente trascendentes. Ante Inglaterra tampoco.

-LA DELANTERA. El asunto del 9 es eterno en la selección española y sucesos como los del lunes contribuyen a perpetuarlo. Rodrigo Moreno, Iago Aspas y Álvaro Morata están desaprovechando oportunidades de reivindicarse, mientras Paco Alcácer fue suplente ante Inglaterra a pesar de su espectacular momento. Marcó nada más entrar en el campo y en media hora fue el delantero más incisivo de España.

Un jugador favorito de Luis Enrique es Marco Asensio, pero el futbolista trasladó a su selección el mal momento que atraviesa en el Real Madrid. No encara, no arriesga, toma decisiones equivocadas y pasó a ser un jugador intrascendente con el riesgo de poner en peligro una carrera en principio destinada a la gloria.

-EL ENTRENADOR.Luis Enrique se ganó todo el crédito con el brillante arranque de una era nueva y un tropiezo como el de Inglaterra debe ser tomado sólo como un aviso antes de emitir juicios categóricos.

Sin embargo, en la derrota ofreció unas declaraciones sorprendentes. "He estado maravilloso", dijo al valorar su intervención en el descanso con sus futbolistas. No parece el tipo de mensaje que agrade al hincha en la derrota.

Luis Enrique tendrá en noviembre la oportunidad de demostrar que detectó errores y tomó soluciones valientes con algunos futbolistas y aspectos tácticos. Será entonces cuando visite a Croacia con la segunda oportunidad de decidir su pase a la Final Four de la Liga de Naciones. La primera ya la desperdició.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios