bádminton abierto de japón

Marín prolonga su estado de gracia y repite en la final nipona

  • La onubense apenas dio opción a Che Yufei, su rival en semifinales, y ya espera a Aya Ohori

Carolina Marin celebra un punto conseguido ante Chen Yufei. Carolina Marin celebra un punto conseguido ante Chen Yufei.

Carolina Marin celebra un punto conseguido ante Chen Yufei. / KIMIMASA MAYAMA / efe

Carolina Marín, campeona olímpica y triple campeona mundial de bádminton, prolongó una jornada más su buen momento de forma al clasificarse para la final del Abierto de Japón, después de vencer a la china Chen Yufei por 21-12 y 21-13.

Chen mantuvo el control en los primeros puntos, pero desde el empate a ocho de la primera manga fue la onubense la que tomó el mando del marcador y se adjudicó el parcial sin demasiados aprietos.

También el segundo set tuvo alternativas en los compases iniciales, hasta que Marín se hizo con una renta de 18-12 y enfiló directamente hacia el triunfo, sellado tras 39 minutos de juego.

Fue en esa recta final del choque cuando más se vio la superioridad de la andaluza, que fue encadenando golpes ganadores. Tras cada uno de ellos, Marín gritaba y apretaba el puño en señal de victoria, empequeñeciendo a su rival sobre la pista.

La española, que ya ganó el título japonés en el año pasado, jugará hoy ante la octava favorita del torneo, la local Nozomi Okuhara, que derrotó en la otra semifinal del día a su compatriota Aya Ohori por 21-12 y 21-12.

"Estoy muy contenta por esta victoria y por haber conseguido llegar a la final por segundo año consecutivo. Mi rival era una jugadora bastante complicada, la número cinco del mundo además, y nos enfrentábamos por primera vez. Pero la estrategia me salió bien. Ya sólo me queda mantenerme igual de fuerte de cara a la final contra Ohori, que también está muy bien", contó Marín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios