Deportes

Marina García roza la épica

  • La catalana paga su gran inicio en la final de 200 braza, cayendo a una definitiva sexta posición cuando se encontraba luchando por las medallas

La nadadora Marina García, de 19 años, peleó ayer entre las mejores del mundo en los 200 metros braza de Barcelona 2013, pero fue finalmente sexta tras pagar en el último 100 su esfuerzo en la primera parte de la carrera.

García confirmó en Barcelona que es una de las componentes del equipo español que más ha evolucionado en los últimos años y, además, de batir sucesivamente los récords de España de los 100 y los 200 braza, llegó por primera vez a una final de una gran competición internacional. Lo hizo en las dos de su estilo, en una fue sexta y otra séptima.

Ayer, en el Palau Sant Jordi, fue segunda en el primer 50, sólo superada por la danesa Rikke Pedersen, que había batido el día anterior con 2.19,11 el récord del mundo de la distancia y ayer fue plata con 2.20,08.

La rusa Yuliya Efimova y la estadounidense Micah Lawrence sobrepasaron a Marina antes de la mitad de la misma para dejarla cuarta y, posteriormente, lo hicieron la japonesa Rie Kaneto y la ucraniana Viktoriya Solnceva.

La medallista de oro paró el crono en 2.19,41 con Pedersen a 0,67, Lawrence a 2,96, Kaneto a 3,55, Solnceva a 3,60 y García a 4,14. La australiana Sally Foster y la canadiense Martha McCabe fueron séptima y octava a 4,60 y 5,80, respectivamente.

Por la mañana, España no vivió su mejor jornada, ya que Duane da Rocha se quedó fuera de los 200 espalda, su mejor prueba; Rafa Muñoz, de la de los 100 mariposa; Bea Gómez, de los 800 libre; y el relevo 4x200 fuera de la final, aunque sí batió el récord de España. El equipo, que estuvo formado por Víctor Martín, Marc Sánchez, Albert Puig y Gerard Rodríguez, consiguió un registro de 7.17,59 a 9,54 de los mejores, los estadounidenses Matt Mclean, Michael Klueh, Charles Houchin y Ricky Berens.

El anterior récord nacional estaba en poder de José Antonio Alonso, Álex Villaécija, Rufino Regueira y Marco Rivera con 7.21,73 desde el 29 de junio de 2009 en Pescara, Italia.

Sólo Mireia Belmonte obtuvo una plaza en la final de los 800 metros libre que se disputará hoy por la tarde en la piscina del Palau Sant Jordi.

La nadadora de Badalona (Barcelona) fue cuarta a 4,38 de la estadounidense Katie Ledecky, la misma que le arrebató la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres ahora hace un año.

Rafa Muñoz volvió a decepcionar a los presentes con otra actuación para el olvido. El cordobés, que no se pudo meter en la final de los 50 metros mariposa, sumó una nueva decepción y se marcha de la cita sin poder pelear por ningún podio. Muñoz no estuvo a buen nivel y firmó un crono de 52,94, vigésimo tercero de los participantes.

Tampoco tuvo fortuna Duane da Rocha, que no se pudo clasificar para las semifinales de la prueba de los 200 metros espalda tras firmar 2.14,01.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios