Deportes

Mercado y redes: diversión asegurada

Calderón posa en un acto promocional el pasado 31 de mayo. Calderón posa en un acto promocional el pasado 31 de mayo.

Calderón posa en un acto promocional el pasado 31 de mayo. / emilio naranjo / efe

La apertura del mercado de agentes libres en la NBA, los rumores sobre posibles canjes y las redes sociales forman una combinación explosiva que está haciendo las delicias de los seguidores, aunque aún quedan casi cuatro meses para que arranque la nueva temporada.

Ante tantas versiones de cambios de equipos y nuevos contratos, varias estrellas de la NBA optaron por burlarse de la situación. Mientras los periodistas especulaban con una posible mudanza de André Iguodala a Houston o San Antonio, fue el propio jugador el que confirmó su continuidad en las filas del campeón. "Fuentes cercanas a Iguodala informan que acordaron los términos para volver a la bahía...", escribió el propio jugador en su cuenta de Twitter.

El alero Gordon Hayward es una de las piezas difíciles del mercado, con opciones de continuar en los Jazz, pero también con posibilidades de irse a los Heat o a los Celtics, con los que ya mantuvo contactos. Para seducir a su compañero para que se quede en Utah, el francés Rudy Gobert encontró a través de los emojis la mejor manera de hacerlo, sin escribir ni una sola palabra en su cuenta de Twitter. Gobert publicó continuados los dibujos de una palmera, un cesto de basura, un trébol, caca, una trompeta y un trofeo. ¿La traducción? Según su visión, para el destino de Hayward, los Heat serían basura, los Celtics, caca y los Jazz le garantizarían el título.

La respuesta por la misma vía de Isaiah Thomas, estrella de los Celtics, no se hizo esperar. El base marcó con claridad la diferencia de éxitos de las tres franquicias: detrás del emoji de la palmera publicó tres copas, en referencia a los tres anillos ganados por los Heat. Luego puso el trébol con 17 trofeos, por los campeonatos conseguidos por Boston. Y por último, detrás de la trompeta, puso un hombre con los brazos cruzados en alusión a la falta de títulos de los Jazz.

Horas antes, Thomas había escrito en su cuenta personal los enormes contratos que se están firmando en este mercado de la NBA: "Felicitaciones a todos los que están consiguiendo tantos dólares. Sigamos así", indicó el jugador.

Tan altas son las cifras que se están pagando, que el viernes por la noche se confirmó que Stephen Curry firmará el mejor contrato de la historia de la NBA, con un contrato de cinco años por 201 millones de dólares (175 millones de euros), más de 40 millones por temporada (35 millones de euros) y superando los 31 (27 millones de euros) anuales que gana LeBron James, que justificó lo merecido que era el contrato firmado por Curry: citó un tuit de una periodista que explicaba que el dueño de los Warriors compró la franquicia en 2010 por 450 millones de dólares y en la actualidad está cotizada en 2.600 millones. "Steph debería firmar este verano por 400 millones en cinco años", aseguró LeBron, mostrando así su respeto por el base de los Warriors.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios