Fútbol | Primera Andaluza

Morlán cumple este domingo sus 22 partidos de sanción

  • El club le tramitó la ficha y Paco Cala quiere su vuelta

Morlán celebra el 1-0 que le hizo al Bazán en el 'play-off', su último gol antes de ser sancionado. Morlán celebra el 1-0 que le hizo al Bazán en el 'play-off', su último gol antes de ser sancionado.

Morlán celebra el 1-0 que le hizo al Bazán en el 'play-off', su último gol antes de ser sancionado. / Pascual

El futbolista Manuel Jesús Morlán cumple este fin de semana la sanción de 22 partidos que le infligió el Comité de Competición de la Federación Andaluza de Fútbol tras los lamentables incidentes que se produjeron en el campo isleño de Sacramento durante el partido de vuelta de la primera semifinal de la fase de ascenso que disputó el Jerez Industrial contra el Bazán.

A raíz de aquellos acontecimientos, el futbolista fue duramente sancionado, cayéndole 22 partidos de castigo que, con el verano de por medio, se han traducido en una 'condena' de más de ocho meses alejado de los terrenos de juego.

El club industrialista le cursó la ficha federativa al delantero, única forma de que la sanción fuese corriendo y ahora debe decidir si cuenta con él para lo que resta de temporada. El jugador se ha entrenado todo este tiempo con el equipo y en principio, Paco Cala lo quiere en el equipo. No ha sido una ni dos las veces que ha citado al jugador en alguna rueda de prensa postpartido. Así, la idea del míster lebrijano es contar con un delantero que, centrado, es un cañón, pese a que, tarde o temprano, sus episodios extradeportivos les terminan pasando factura.

Los números deportivos de Morlán no admiten discusión alguna: el punta anotó la pasada temporada con el Jerez Industrial 16 goles en Liga y uno más en la fase de ascenso, precisamente el 1-0 con el que el equipo blanquiazul fue con ventaja a la vuelta frente al Bazán. De hecho, sólo cuatro delanteros acabaron con más goles que el punta jerezano.

Sin embargo, en el otro lado de la balanza también pesan lo suyo los actos antideportivos que protagonizó, sin ir más lejos, la misma pasada temporada, perdiéndose 6 partidos de su equipo al ser sancionado con tres encuentros tras agredir a un jugador del Villamartín y otros tres por provocar la animosidad del público en el partido que su equipo disputó en casa del San Fernando B... precisamente en Sacramento, escenario de su última comparecencia vestido de corto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios