Deportes

Moscú, una escala de transición para la delegación española

  • Kevin, Marco y Cienfuegos debutan hoy, entre otros, y Aguilar disputa la primera final: el maratón femenino

España afrontará los Mundiales como una escala de transición hacia tiempos mejores. Agobiado por la escasez financiera e inmerso en un fin de ciclo, el atletismo español vive un momento de incertidumbre y dudas que no parece que vayan a resolverse en Moscú. "Estaría muy bien conseguir entre siete y ocho finalistas, excelente diez y mucho más excelente alguna medalla", dijo ayer el seleccionador, Ramón Cid.

Eso superaría por mucho el resultado del equipo hace dos años en Daegu, donde el bronce de Natalia Rodríguez en 1.500 y el cuarto puesto de Manuel Olmedo dejaron el peor resultado de España en la historia de los Mundiales, sólo igualado con Tokio 1991. El número de atletas, 40 (30 hombres y 10 mujeres), no es muy distinto al de Corea del Sur, pero el equipo combina a veteranos con muchas caras nuevas. "El equipo es joven y quizá mira más hacia Pekín 2015", explicó el marchador Álvaro Martín, uno de los debutantes. "Estamos en un momento de transición".

"Es verdad que hay un cambio generacional", advirtió Alessandra Aguilar, que hoy correrá la primera final del campeonato, el maratón femenino. La fondista es una de las más veteranas junto a Natalia Rodríguez (1.500), Mario Pestano (disco), Ruth Beitia (altura) y el incombustible Jesús Ángel García Bragado, que a sus 43 años disputará sus undécimos Mundiales en los 50 kilómetros marcha, todo un récord.

Debutan en 800 metros los sevillanos Kevin López y Luis Alberto Marco. El plusmarquista nacional incidió ayer en que "el primer objetivo es pasar las rondas poco a poco, aunque el real es estar en la final. Hablar de podio son palabras mayores". Ángel David Rodríguez (100 ), Aauri Lorena Bokesa (400), Javier Cienfuegos (martillo), Igor Bychkov (pértiga) y Diana Martín (3.000 obstáculos) también compiten este primer sábado mundialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios