tenis

Nadal: diez más diez... ¿más diez?

  • El balear buscará en París un triplete histórico, pero antes de Roland Garros sólo piensa en Madrid y Roma

Nadal posa junto a diez con el trofeo conquistado en el Conde Godó. Nadal posa junto a diez con el trofeo conquistado en el Conde Godó.

Nadal posa junto a diez con el trofeo conquistado en el Conde Godó. / EFE

Su primer diez lo conquistó en Montecarlo, su torneo fetiche. El segundo llegó en Barcelona, rodeado de su gente. ¿Habrá un tercero París? Analistas y rivales creen que sí. Rafael Nadal, de momento, calla.

La prudencia obliga. Pero tras convertirse en el primer tenista en proclamarse diez veces campeón de un mismo torneo en la era Open, y repetir la gesta tan sólo una semana después, el español parece lanzado hacia un triplete de dieces que muchos esperan en Roland Garros, el torneo que lo coronó. "Cuando ganas dos torneos así y luego te vienen otros dos muy importantes para mí, como Madrid y Roma, es un día para pensar en lo que se ha ganado", apuntó Nadal, que atribuyó el éxito a su juego, a su salud y a la dosis de "suerte" necesaria en cualquier conquista.

Sin embargo, su éxito de Montecarlo lo repitió en el Conde de Godó. ¿Suerte? "En un torneo con tanta historia, ganar diez veces es difícil de explicar y de describir la sensación. Es algo difícil de hacer, que se consigue desde el trabajo diario y uniendo suerte y otras cosas", señaló.

A sus 30 años y pese a que su último título en Roland Garros se remonta a 2014, el reinado de Nadal en tierra parece aún vigente. O por lo menos en vías de recuperación. Tras algunos altibajos y varias lesiones que lo apartaron durante un tiempo de las pistas, el físico del tenista manacorí responde de nuevo. "Lo que te hace ganar es el tenis, no sólo la mente y el físico", sentenció el domingo Nadal después de superar al austriaco Dominic Thiem.

Federer no ha jugado en tierra, Djokovic cayó en cuartos de Montecarlo y Murray, en octavos

Y en su segundo regreso sus rivales siguen siendo más o menos los mismos y en la actualidad no parecen atravesar su mejor momento. Andy Murray, número uno mundial, no es un especialista en tierra. Y aunque en 2016 fue finalista en Roland Garros, sus resultados de este año no son esperanzadores. El escocés, que anduvo con problemas físicos, cayó en los octavos de Montecarlo ante el español Albert Ramos y en Barcelona se quedó en las semifinales.

Novak Djokovic, número dos mundial y campeón en París en 2016, tampoco pasa por su mejor momento. En Montecarlo, el único torneo de la temporada de tierra que disputó hasta ahora, se quedó en los cuartos de final sorprendido por el belga David Goffin. Por el año que lleva, Roger Federer podría ser el hombre en mejores condiciones para apartar a Nadal de un hipotético décimo Roland Garros. Pero tras proclamarse campeón en Miami el suizo anunció que no disputará ningún torneo de tierra hasta que llegase a París. A sus 35 años, el helvético ha decidido seleccionar muy bien dónde exhibir su aún excelente juego. Y el polvo nunca fue la superficie donde más brilló. París sólo lo vio levantar el trofeo en 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios