Fútbol l Tercera División

Partido de infarto en Arcos

  • Al Arcos sólo le vale el triunfo ante el Cerro, otro de los equipos implicados en el descenso, para llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo para salvarse

Después de una intensa semana de trabajo y de múltiples comentarios sobre las posibilidades de permanencia en caso de derrotar al Cerro del Águila esta tarde en el Barbadillo, el Arcos se dispone a vivir uno de los denominados 'partidos de infarto' con los cinco sentidos puestos en la salvación y con el único objetivo de quedarse una temporada más en Tercera División. Ni que decir tiene que para lograrlo y marchar a Pozoblanco con garantías de superar el reto fijado no vale otro resultado que la victoria ante el Cerro.

La junta directiva arcense ha tratado de ambientar el choque abriendo las puertas del Barbadillo de par en par y sin pedir a nadie el ticket de entrada para presenciar el encuentro. Será una jornada, la última del Arcos en su feudo esta campaña, en la que la castigada afición arcense va a echar el resto animando a sus jugadores, esperándose una gran afluencia de espectadores que sirva para arropar al equipo en un momento crucial de la liga.

El conjunto de Nico Sosa ha mejorado notablemente en las últimas jornadas pese a costar dios y ayuda ganarle al Xerez B hace quince días y derrotar no sin ciertos apuros al Cádiz B en El Rosal la semana pasada. Está claro que en la situación en la que se encuentra el Arcos por deméritos propios no es fácil darle un giro de ciento ochenta grados a una situación tan negativa. Poco a poco, pero sin pausa, el técnico arcense ha ido dando con la solución a los diferentes males del equipo, corrigiendo defectos que se habían enquistado en el equipo y que no había forma de erradicar. Cambiar la dinámica perdedora y encadenar dos victorias consecutivas a estas alturas de la competición es todo un logro del jerezano, pero Nicolás Sosa no se da por satisfecho.

Otro factor a tener en cuenta es que Sosa ha dado por fin con el once inicial y lo más seguro es que repita el mismo equipo que salió desde el comienzo frente al Cádiz B, visto el extraordinario rendimiento del equipo mostrado contra el filial cadista, donde no perdió la compostura en ningún momento pese a verse con el marcador en contra, sabiendo reaccionar para ponerse por delante y aguantar los embates de los amarillos cuando trataron de empatar la contienda sin conseguirlo. Ahora mismo, Nico Sosa tiene disponibles a diecinueve efectivos de los veintidós, quedándose fuera lesionados Abel Calatayud, Kraus y Javi Moreno. Hasta el defensa gaditano Juanjo se ha recuperado de un desgarro muscular en el abductor, pero parece que no entrará entre los dieciséis elegidos. También vuelve a la llamada el malagueño David Ávila, que se perdió el partido de Cádiz por sanción, y que podría ocupar uno de los cinco asientos disponibles en el banquillo.

Como nota especial hay que reseñar el cambio de último momento del árbitro designado en principio para el choque, Ramos Rodríguez, por el malagueño Gómez Ruiz-Santa Quiteria, confiándose en que no pase de ser una anécdota ya que el objetivo y la necesidad del Arcos pasan por lograr el triunfo ante los sevillanos sea quien sea el trencilla. El nuevo colegiado tiene fama de tarjetero y hay cuatro jugadores arcenses al borde de la suspensión por acumulación de amonestaciones, tres de ellos titulares, Casillas, Bello y Vidal, y el portero suplente, Edu Villegas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios