Deportes

Pistorius se sienta en el banquillo

  • El juicio busca esclarecer qué pasó la noche en que murió su novia

Sudáfrica vuelca ya su atención en el juicio al atleta Oscar Pistorius por la muerte en 2013 de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, que empieza mañana en medio de una enorme expectación mediática. Situada en la planta baja del Tribunal de Pretoria, la sala D ha sido ya acondicionada con tecnología punta. Estrenará grandes pantallas de plasma y tres cámaras manejadas por control remoto, con las que la cadena de televisión sudafricana eNCA retransmitirá en directo uno de los juicios más mediáticos de las últimas décadas.

Tras autorizar el martes el juez Dustan Mlambo la retransmisión de parte del proceso, el público podrá seguir desde cualquier lugar la batalla legal que decidirá la suerte de Pistorius, caído en desgracia desde que el 14 de febrero de 2013 matara a tiros a Reeva Steenkamp, de 29 años. Dos pesos pesados de los tribunales sudafricanos protagonizarán el juicio y liderarán a las partes enfrentadas, que aceptan un hecho clave de lo ocurrido aquella madrugada de San Valentín: el acusado provocó la muerte de la modelo al disparar varias veces a través de la puerta cerrada del baño.

El fiscal Gerrie Nel, acusa a Pistorius, de 27 años, de tirar a matar contra Steenkamp después de una supuesta discusión de pareja en la casa de Pretoria de Blade Runner (Corredor Cuchilla, en referencia a la forma de sus prótesis). Al otro lado estará el líder del caro y prestigioso equipo de defensa del velocista, Barry Roux, quien cuenta con más de 30 años de experiencia y ha llevado con éxito varios casos de primera línea.

Roux sostendrá que su cliente disparó contra Steenkamp por accidente, al creer que lo hacía contra un intruso que se había colado por la ventana del baño. Por qué el acusado no comprobó si Steenkamp estaba durmiendo cuando cogió la pistola será una de las preguntas del fiscal que deberá contestar Roux para evitar a Oscar la cadena perpetua que pide Nel. La defensa alegará el alto índice de robos en el país y la obsesión de Pistorius acerca de la seguridad para explicar su comportamiento.

Todo está en manos de la juez Thokozile Masipa, antigua reportera de sucesos y tribunales y segunda mujer negra en ser nombrada magistrada de un Tribunal Superior sudafricano. Con fama de justa y discreta, Masipa verá desfilar a 107 testigos cercanos a Pistorius o Steenkamp, que, junto a los detalles de la autopsia o los informes técnicos acerca de la trayectoria de las balas determinarán en gran medida la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios