FÚTBOL l Segunda División B

El Portuense sigue sin ganar

  • Kikín adelantó al Racing y Coco, en el descuento, priva a los locales del triunfo

El Racing Portuense continúa sin ganar tras siete jornadas disputadas. El partido contra la Balona, otro equipo que tampoco conoce aún la victoria, se antojaba como el propicio para comenzar la remontada ante un rival de los que se han dado en considerar de la liga particular del Portuense, esto es, los conjuntos que lucharán por mantener la categoría, como, ciertamente, ambos onces demostrarían después sobre el artificial de El Cuvillo.

Los rojiblancos empezaron apretando, con Kikín supliendo las habituales labores de Diego Ramírez en los lanzamientos de faltas y saques de esquina, pero, transcurridos los diez primeros minutos, el Portuense ya sufría para acercarse a la meta contraria. La Balona apenas creaba peligro, aunque las continuas carreras de Enzo Noir presionando a los centrales Sambruno y Merino trasladaban inquietud al ambiente. Los rojiblancos, por su parte, cargaban sus acciones por la banda derecha, con Abel y Kikín muy activos, pues Jhony, que suplía en el titular a Carrasco, andaba bastante perdido.

En el minuto 27 Sanlúcar remata de chilena pero su lanzamiento lo saca González cuando Thorices ya estaba batido. En el minuto 40 Abel, que ayer desbordó como nunca, habilita a Kikín para que un fuerte tiro del extremo sea desviado por Thorices en una espléndida intervención.

La segunda mitad se inició con inmejorables noticias para la sufrida parroquia rojiblanca, no sólo porque Enzo Noir (minuto 48) desperdició con una fallida vaselina ante Taranilla, sino porque, un minuto después, Jhony metía un balón desde la línea de fondo a la altura de la media luna, donde Kikín recoge y elabora un lanzamiento que se cuela por la escuadra izquierda de Thorices.

A partir de ese momento la Balona cercó el portal de Taranilla y el partido entró en una fase de continuas faltas a favor de los de Burgueña. El Portuense dispuso de algunos contragolpes para haber matado el partido, especialmente una acción en el minuto 70 en la que Sanlúcar no acierta a dirigir el balón a las redes tras cabecear un plausible envío de Abel.

En el minuto 92 Marín gana su carrera por la banda, llega a la línea de fondo, su centro lo cabecea Enzo Noir y lo despeja Taranilla a la testa de Coco, que firma el que sería definitivo empate, para desesperación de la grada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios