gimnasia artística europeos de glasgow

Séptima plaza para Zapata

  • Un error priva al español de lograr una mejor nota en la final de suelol Oro para el británico Cunningham

Ray Zapata, durante su ejercicio de suelo en los Europeos de gimnasia artística. Ray Zapata, durante su ejercicio de suelo en los Europeos de gimnasia artística.

Ray Zapata, durante su ejercicio de suelo en los Europeos de gimnasia artística. / EUROPA PRESS

Ray Zapata, único representante español en las finales por aparatos de los Europeos de gimnasia artística de Glasgow, ocupó la séptima posición en la de suelo, que encumbró al británico Dominick Cunningham (14,666 puntos) como nuevo campeón continental.

Un mal cierre de su actuación, con un apoyo de manos tras la doble plancha final, privó a Zapata de una mejor puntuación en un ejercicio que hasta entonces había ejecutado con corrección. Por ello, los jueces valoraron su comparecencia con una discreta nota de 12,966 puntos.

Zapata, que fue medalla de bronce mundial en este aparato en 2015, pasó hace menos de un año -septiembre de 2017- por una operación debido a una rotura del tendón de Aquiles de la pierna derecha.

Su primera competición importante después de la cirugía fueron los Juegos Mediterráneos de Tarragona, celebrados el pasado junio, en los que se coronó en suelo, logrando también la clasificación por equipos.

Pero en un escenario de mayor envergadura como eran estos Europeos, el español de origen dominicano no consiguió brillar como deseaba.

Cunningham presentó un ejercicio de menor dificultad que los máximos favoritos, pero, al contrario que ellos, no cometió errores. A priori, su actuación no sería tan del agrado de los jueces, pues varios de sus contrincantes podrían superarlo con relativa facilidad al elevar sus listones particulares.

Pero el paso de los minutos le acabó dando la razón al británico. Pecó de conservador, no hay duda, si bien ejecutó como ninguno cada uno de sus movimientos. Y eso unido a los fallos ajenos lo llevó hasta el primer escalón del podio.

Allí lo acompañaron el israelí Artem Dolgopyat y el ruso Artur Dalaloyan, ambos con la misma puntuación de 14,466.

El otro finalista ruso, Nikita Nagornyy, fue quien causó una mejor impresión general con un ejercicio de dificultad extrema, pero se salió del tapiz tras un triple mortal hacia atrás y fue penalizado con tres décimas, de ahí que concluyese la final en cuarta posición.

La séptima plaza de Zapata se suma a la sexta lograda por el equipo español -integrado por Alberto Tallón, Nicolau Mir, Thierno Diallo y el propio Zapata- en la final por equipos del sábado, mejorando así en dos puestos los resultados cosechados en los Europeos de 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios