tenis us open

Serena Williams, a ganar a Osaka y a la historia

  • La estadounidense, ya superado su traumático parto, a igualar el récord de 24 'grandes' de Court

Serena Williams golpea con rabia ante Sevastova . Serena Williams golpea con rabia ante Sevastova .

Serena Williams golpea con rabia ante Sevastova . / jason szenes / efe

La estadounidense Serena Williams afrontará hoy la final del Abierto de Estados Unidos con dos desafíos: superar a la joven promesa japonesa Naomi Osaka y, sobre todo, vencer a la historia. A menos de 20 días de cumplir 37 años y justo un año después de haber sido madre por primera vez, Williams buscará su vigésimo cuarto título de Grand Slam, marca con la que igualaría a la legendaria australiana Margaret Court, que ganó 24 grandes entre 1960 y 1973. Sería además su séptimo título del US Open, donde disputará su novena final.

"No lo sé, realmente", respondió ante la posibilidad de igualar el récord de Court y ubicarse en lo más alto de la lista histórica, tanto femenina como masculina. El tema le incomoda. "Es difícil de decir algo porque tuve la oportunidad de lograr eso este verano, y no sucedió, así que... Sólo voy a seguir intentándolo. Si no sucede el sábado, seguiré intentando en el próximo torneo", resaltó la menor de las hermanas.

En las semifinales Serena Williams, seis veces campeona en el Corona Park y ganadora de 23 títulos de Grand Slam, se impuso por 6-3 y 6-0 a la letona Anastasija Sevastova en una hora y seis minutos para asegurarse su plaza en la definición del sábado ante la japonesa Naomi Osaka, que más tarde se impuso a la local Madison Keys por 6-2 y 6-4 en una hora y 28 minutos.

"Honestamente, esto es increíble", aseguró el jueves al pie de la pista, con la voz quebrada y al borde de las lágrimas tras la victoria sobre la letona. "Me emocioné un poco porque un año atrás, literalmente estaba luchando por mi vida en el hospital después de tener a mi bebé", explicó. "A estas alturas, el año pasado creo que iba por mi cuarta cirugía", explicó.

Tras el parto, Williams estuvo seis días internada. Sufrió un embolia pulmonar por sus problemas de respiración crónicos y, como consecuencia de la fuerte tos durante ese proceso, se le abrió la herida de la cesárea. Los médicos entonces encontraron un gran hematoma en el abdomen, y la volvieron a operar para evitar que los coágulos llegaran a sus pulmones. Por eso se entiende su profunda emoción tras regresar a la final de un grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios