Deportes

Skopje, la ciudad donde Casillas y Ramos sacaron la cara por Piqué

La selección española regresó un año y nueve meses después a Skopje, ciudad en la que por entonces dos madridistas como Iker Casillas y Sergio Ramos sacaron la cara por su compañero de selección y barcelonista Gerard Piqué, tras los primeros silbidos en su contra con el equipo nacional.

Todo comenzó el 10 junio de 2015, cuando a Piqué le pasó factura la celebración de títulos con el Barcelona y su "gracias Kevin Roldán, contigo empezó todo", haciendo referencia a la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo tras perder el Madrid por 4-0 un derbi ante el Atlético, cuando dio inicio la cuesta abajo del conjunto madridista para que esa temporada se quedase sin títulos grandes. Desde la llegada a León, donde España se medía en un amistoso a Costa Rica, Piqué fue el centro de atención por el comportamiento en su contra de numerosos aficionados. En el entrenamiento de la víspera, y por primera vez en un partido de España, un jugador fue silbado por su propia afición cada vez que tocó el balón.

Se dio inicio a una moda negativa para los intereses de la selección española, que tuvo su continuidad en Oviedo ante Eslovaquia el 5 de septiembre de 2015. Llegó por sorpresa, ya que no hubo indicios en la llegada a la ciudad, ni en el entrenamiento, pero durante el partido en el Carlos Tartiere se vivió nuevamente un pulso entre aficionados. Eso provocó que el vestuario respaldase públicamente la figura de Piqué, el primero Vicente del Bosque, que fue secundado por jugadores de peso. Casillas y Sergio Ramos dejaban de lado los clubes y viejas polémicas con Gerard el día antes de jugar ante Macedonia.

"Hemos hablado con él. A nadie le gustan los pitos y que a un compañero le silben. Esperamos que la gente vaya olvidando este tema y que de alguna manera se llegue a una posible solución", dijo Casillas. Sergio Ramos extendió una línea marcada: "Todos conocemos a Piqué, no lo vamos a cambiar ahora, pero aquí somos España y representamos a un país. Los pitos no benefician a nadie".

Estuvo tiempo enterrado y en el regreso de España a Skopje vuelve a ser un tema que hastía al vestuario del equipo nacional. De nuevo en el último partido de una temporada llegaron unas declaraciones de Piqué apuntando al Madrid que provocaron silbidos en el amistoso de Murcia ante Colombia. Son casi dos años de un tema que no tendrá fin hasta que Gerard, agotado de debates, deje la selección. Lo anunció para después de Rusia. En el horizonte ya aparece un partido en el Santiago Bernabéu del que nadie quiere hablar pero que a todos preocupa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios