fútbol 3 inglaterra

Tropiezo del Liverpool

  • Los de Klopp, frenados ante el Sunderland

  • El City sufre en inferioridad pero gana al Burnley

Ibrahimovic, instantes antes de marcar al West Ham.

Ibrahimovic, instantes antes de marcar al West Ham. / HANNAH MCKAY / efe

El Liverpool tropezó en su pelea por el título de la Premier al empatar (2-2) en casa del Sunderland, mientras que el Manchester City mostró carácter al imponerse 2-1 al Burnley con un hombre menos.

Dos veces se adelantó el Liverpool con goles de Sturridge (19') y Mané (72'), pero el equipo local, antepenúltimo en la tabla, igualó con dos penaltis convertidos por Defoe, el primero al filo de la media hora de partido y el segundo a falta de seis minutos para el final.

El empate deja a los reds a cinco puntos del líder, el Chelsea, que podría aumentar su ventaja si mañana se impone en su visita al Tottenham, con lo que encadenaría su decimocuarta victoria consecutiva en la liga inglesa.

El entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, lamentó el poco tiempo que tuvo entre partidos en el siempre cargado programa navideño en la Premier, ya que tuvo que disputar su duelo de ayer apenas 48 horas después de derrotar al City. "Podemos jugar mejor al fútbol, pero no sé si se puede jugar mejor con tan poco descanso", advirtió.

Los reds tuvieron en su mano la victoria, pero fue precisamente una mano la que les impidió llevarse los tres puntos. Mané, que minutos antes había marcado el 2-1 para su equipo, tocó el balón claramente con el brazo abierto cuando saltó en la barrera para defender un tiro libre, y Defoe no desaprovechó el regalo.

El punto es vital para el Sunderland en su lucha por la permanencia, mientras que para el Liverpool resulta claramente insuficiente en su carrera por el título.

En esa misma pelea está el City, que recuperó la tercera posición en la tabla tras una muestra de personalidad en el Etihad Stadium, donde se quedó con diez jugadores a la media hora de partido por la expulsión por roja directa de Fernandinho.

Clichy anotó el 1-0 en el minuto 58 con un magnífico tiro con la pierna derecha que entró ajustado al poste. El Kun Agüero aumentó la ventaja cuatro minutos después en una jugada llena de fe, ya que superado el portero pero sin apenas ángulo, disparó con fuerza y coló el balón por el único hueco que el defensa dejaba entre su cuerpo y la madera.

En otro partido de la jornada, Ben Mee anotó el 2-1 para el Burnley en el minuto 70 para desesperación de Pep Guardiola. Aun así, la victoria dejó al City con 42 puntos, dos menos que el Liverpool y dos más que el Arsenal, que juega hoy en Bournemouth.

Peor le fue al Leicester, que empató (0-0) en su visita al Middlesbrough y sigue sin ganar fuera de casa en la presente temporada. Gastón Ramírez tuvo la mejor ocasión del partido, pero su disparo se fue rozando el poste. Pese a todo, el empate sirve al Leicester para subir un puesto y ubicarse decimocuarto en la clasificación.

Además, el Everton goleó al Southampton (3-0) con tres tantos en el último cuarto de hora de juego, mientras que el West Bromwich hundió más al Hull City (3-1) en los puestos de descenso.

En el último partido del día, el Manchester United derrotó al West Ham por 2-0 con goles de Mata e Ibrahimovic, con lo que elevó a seis su racha de triunfos consecutivos.

El equipo local se quedó con diez hombres al cuarto de hora de partido por la expulsión de Feghouli, que vio roja directa tras cometer una dura falta.

Sin embargo, el United no rompió la igualada hasta el minuto 63, cuando Mata remató a gol una gran asistencia del joven talento inglés Rashford. Ibrahimovic selló la victoria en el 78, lo que coloca al equipo de José Mourinho con 39 puntos en la sexta posición de la tabla empatado con el quinto, el Tottenham.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios