Sd huesca - xerez cd

Último paso azulino por Despeñaperros

  • Cruel guiño del destino: el Deportivo, en el curso del descenso, visita en su última salida al rival contra el que tocó la gloria del ascenso a Primera.

Hace unas temporadas, cruzar Despeñaperros era dejar atrás Andalucía y viajar por el resto de la piel de toro para defender el nombre de Jerez y del Xerez por toda España. Era sinónimo de fútbol profesional, categoría de plata, porque entonces la Segunda B era de Andalucía y Extremadura. Ayer, el Deportivo cruzaba Despeñaperros por última vez en la temporada, un curso para olvidar por todo y para no olvidar para no repetir errores. A partir de ahora y en el mejor de los casos -si el club no se va al garete-, el Xerez sólo cruzará el paso montañoso para visitar a La Roda y al Albacete si no asciende. Esa es la cruda realidad...

Y el cruel guiño del destino ha hecho que la última expedición del curso sea para visitar al Huesca, rival contra el que el club azulino logró el mayor éxito de toda su historia. Fue un 13 de junio de 2009, más o menos a estas alturas del año, cuando los goles del gran Vicente Moreno y de Carlos Calvo sellaban la histórica gesta en un Chapín abarrotado. Tiempo de contrastes: a ver cuántos van a la despedida contra el Barça B en la última jornada...

Cuatro años después, el Xerez se arrastra en Segunda A con unos números sonrojantes dentro de los terrenos de juego y en el punto de mira fuera de ellos por la desidia del máximo accionista, Joaquín Morales, y por las dudas que genera un vestuario relacionado con los amaños de partidos. Esta semana un futbolista de ese vestuario ha reconocido que le tocaron y rechazó la oferta para dejarse perder contra el Córdoba pero siguen las medias tintas: el club no reacciona, el vestuario tampoco -la callada por respuesta- y el único capitán que habla desmiente al entrenador, de nuevo en entredicho. Lamentablemente, nada nuevo bajo el sol en esta entidad dejada de la mano de Dios...

De tocar la gloria en junio de 2009 a bajar a los infiernos en junio de 2013. En apenas cuatro temporadas en Xerez se ha ido asfixiando y los resultados deportivos maquillaban la realidad de los despachos. Esta temporada ha estallado todo y los xerecistas de corazón verían como una bendición que el club compitiese la próxima temporada en Segunda B, porque la amenaza de la liquidación, si Tebas y Rafael Mateos no lo impiden, cada vez es más palpable.

Y así viajaba el Deportivo a Huesca, sin jugarse nada, triste tesitura para cualquier deportista profesional. Porque esta vez ni las primas de terceros aparecerán -esta jornada parece que toca el Hércules-Murcia- porque aunque el Huesca se juega la vida, lo tiene más difícil que el Xerez en los despachos: no depende de sí mismo y a cinco puntos de la salvación con seis en disputa, sus esperanzas pasan ahora por acabar cuartos por la cola por si los problemas extradeportivos del Guadalajara o las dificultades de Mirandés y Lugo para convertirse en sociedad anónima deportiva acaban dejando alguna vacante en la categoría de plata. Vamos, lo que el Xerez no ha sido capaz de hacer, evitar el deshonroso farolillo rojo y acabar lo más alto posible para aspirar a una repesca. Pero ni por esas.

Y sin jugarse nada contra otro que se juega la vida -el Huesca necesita sumar los tres puntos pero será equipo de Segunda B en cuanto el Mirandés puntúe- comparecerá el Deportivo esta tarde en El Alcoraz. Entre los pocos alicientes en el equipo azulino está saber si mantiene la línea de actuación de los últimos partidos a domicilio, con victoria ante Girona (2-4) y derrota por la mínima ante el Villarreal (3-2), dos de los equipos aspirantes al ascenso, porque aunque bien poco importa ya, siempre será mejor el regreso en autobús con un triunfo que tras otra derrota.

Y para el penúltimo trámite del año, último lejos de Chapín, no se esperan muchos cambios en el equipo que presente Carlos Ríos y defienda el escudo xerecista. Mendoza es la única novedad en la convocatoria pero no es seguro que vaya a estar en el once inicial. Con Toni en la portería, en la defensa estarán Cámara en el lateral derecho, Galán y Bouzón en el eje y parece que el sanluqueño apostará por Redondo en el lateral izquierdo; en el centro del campo, Bruno Herrero y Lucas Porcar estarán en la sala de máquinas con el catalán más adelantado, con Álvaro Rey en la banda derecha, José Vega en la izquierda, Marcos en la mediapunta y Rodolfo Bodipo arriba.

Una semana más, las ausencias son las de los lesionados José Mari y Ogbeche, Ruz -enfermo- y Raúl Navas, que se cayó de las rotaciones anunciadas por Carlos Ríos al parecer -nadie del club ha querido confirmarlo- por motivos económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios