fútbol lSelección

Vida más allá del 'Planeta Xavi'

  • España acumula piropos por su fútbol ante Venezuela sin su cerebro como guía

España descubrió que hay vida más allá del Planeta Xavi Hernández: se lo demostró a sí misma en el amistoso ante Venezuela, en el que la actual campeona del mundo borró cualquier atisbo de duda para confirmar que sabe jugar muy bien incluso sin su jugador más importante de los últimos años.

La selección de Vicente del Bosque dio un recital ante una Venezuela que jugó angustiada durante todo el partido ante la avalancha que le vino encima. Los titulares de la prensa describieron lo que sucedió con un sentimiento cercano a la euforia. "Magia", fue la palabra utilizada por Marca para definir el juego de un equipo que "plasmó la idea de la perfección en el fútbol". Para As, la selección española funciona "con cualesquiera jugadores y bajo cualquier fórmula". Y agregó: "Es formidable".

Xavi se quedó en el banquillo porque lleva tiempo arrastrando unos problemas en el sóleo que le obligan a más días de reposo de los que él quisiera, tanto en el Barcelona como en la selección. Y lo cierto es que el combinado de Del Bosque no necesitó la ayuda de quien en los últimos cuatro años ha sido el símbolo del equipo, por las características de su fútbol, tan pegado al toque de balón y las combinaciones.

Si de algo puede presumir España es de centrocampistas con vocación ofensiva. Dando por seguros a Xabi Alonso y Busquets como cerrojos en la medular, de ahí en adelante Del Bosque tiene mil combinaciones posibles. Ante Venezuela jugaron los que más en forma están del momento, como son Silva, Cesc e Iniesta. Y los tres confirmaron que son estrellas.

Hace unos años, cuando Cesc jugaba en el Arsenal, los periodistas ingleses se preguntaban por qué no era titular en la selección española, siendo en la Premier League una de sus grandes estrellas. La respuesta de Del Bosque siempre fue invariable: "Porque no puedo poner a todos". Algo parecido podrían preguntarse ahora con el caso de Mata, otra estrella en el Chelsea, que ante Venezuela no tuvo minutos.

A sus 32 años, y después de incontables batallas a sus espaldas, Xavi comienza a sufrir los rigores de una carrera como pocas en el fútbol español, al tiempo que intenta gestionar sus minutos de juego. Pero España no parece notarlo, visto el potencial mostrado ante Venezuela. Del Bosque se propuso hace cuatro años acometer una renovación silenciosa en la selección y lo va consiguiendo. No hay muchos equipos capaces de minimizar el impacto de la ausencia de un crack mundial, como es Xavi. No son malas noticias para una España que en junio aspira a renovar su título de campeona de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios