Fútbol | Tercera División

El Xerez DFC prueba su capacidad de reacción

  • El equipo azulino quiere recuperar en Lucena el terreno perdido tras dos derrotas seguidas

  • Javi Tamayo, fuera de una convocatoria con Jhon, delantero del filial, entre los 17 citados

El portero Juan Flere puede ser una de las novedades del Xerez DFC en Lucena. El portero Juan Flere puede ser una de las novedades del Xerez DFC en Lucena.

El portero Juan Flere puede ser una de las novedades del Xerez DFC en Lucena. / Miguel Ángel González

El Xerez Deportivo FC se enfrenta a un escenario inédito, porque con Masegosa en el banquillo -sí en etapas anteriores- nunca había encajado dos derrotas seguidas. En esta tesitura, el reto en la visita al Ciudad de Lucena no es otro que a la tercera sea la vencida para regresar a la senda de las victorias. Se trata de un examen de altura: demostrar madurez y capacidad de reacción tras caer en Algeciras y encajar la primera derrota en casa, acreditar fortaleza mental y anímica para dar otro golpe encima de la mesa, como en Ceuta.

En efecto, el Xerez DFC prueba, además de su fútbol, su estado de ánimo tras los dos reveses encajados, y es que en un campeonato tan largo y tan igualado como este no cabe duda que es clave será saber encajar y asumir las derrotas y minimizar sus efectos -la normalidad de la que habla Pepe Masegosa, entrenador xerecista- y sobreponerse a resultados adversos, porque aquí apenas hay tiempo para lamentarse: eso es lo bueno del fútbol, que te da la revancha en una semana, y los futbolistas azulinos ya han dejado claro a lo largo de la semana que quieren sacarse la espina en Lucena.

¿Cómo va a responder el Xerez DFC? Esa la pregunta que el equipo de Masegosa quiere contestar con autoridad en Lucena, donde busca un resultado que despeje dudas, las de dentro si es que las hay y las de fuera: a cuatro puntos del play off de ascenso -objetivo marcado- no hay que encender las alarmas porque queda muchísimo por delante pero para mantener la tranquilidad en el entorno conviene no ceder más distancias. Así, el choque en Lucena es una buena oportunidad para poner a prueba la capacidad de respuesta del equipo xerecista, que necesita una victoria para contentar a su hinchada tras dos semanas sin alegrías.

Tal que así se presenta el Xerez Deportivo FC en Lucena, exigido por su afición -nobleza obliga- y que examina su capacidad de reacción con la necesidad de romper la mala racha. Y para ello, Masegosa no esconde que hará cambios en el equipo “no por las dos derrotas sino porque creo que necesitamos darle un cambio a ciertas cosas del juego”, según apuntaba el viernes.

Y el principal cambio, al menos desde fuera, en el equipo azulino va a ser la ausencia de Bello -baja junto al lesionado Camacho-, quizá el futbolista más determinante y diferente en ataque de todo el plantel, titular todas las jornadas salvo Algeciras y cuya ausencia por sanción plantea una interesante ecuación de primer grado con dos incógnitas a despejar, si suplir la ausencia del jerezano con otro futbolista en la misma posición o bien hacerlo modificando el sistema.

Y para ello, Masegosa no contará con Javi Tamayo, que se ha quedado fuera de la lista al no haber podido entrenar con normalidad durante esta semana por motivos laborales, lo que no deja de ser una sorpresa. Al Chispa lo sustituye en la convocatoria Jhon, delantero del filial, que figura en una lista de 17 jugadores junto a los porteros Marrufo y Juan Flere; los defensas Padilla, Regino, Marcelo, Rojas, Joaqui; los centrocampistas Adri, Juan Gómez, Jorge Herrero, Jojo, Rodri, Álex Colorado; y los delanteros Heredia, Adrián Gallardo, Javi Casares y el mencionado Jhon.

Javi Tamayo, peleando la posición con Joaqui en el entrenamiento del jueves en La Granja. Javi Tamayo, peleando la posición con Joaqui en el entrenamiento del jueves en La Granja.

Javi Tamayo, peleando la posición con Joaqui en el entrenamiento del jueves en La Granja. / Xerezdeportivofc.com

Los cambios en el Xerez DFC pueden empezar por la portería, donde Juan Flere tiene muchas opciones de estrenarse con la elástica azulina en detrimento de un Marrufo permanentemente en el punto de mira, y que ha alternado actuaciones convincentes -Ceuta o Algeciras- con otras que alimentaron dudas -Lebrija o Córdoba B-, por lo que no extrañaría el cambio de guardia.

Atrás, la vuelta de Rojas tras recuperarse y cumplir sanción permitirá a Masegosa elegir entre jugar con tres centrales o defensa de cuatro. Con Padilla y Juan Gómez en los flancos, en el centro del campo formarán Jorge Herrero y Adri Rodríguez junto a Álex Colorado y Adrián Gallardo estará en punta; para las bandas quedarían Heredia y Javi Casares con defensa de cuatro aunque Masegosa podría fortalecer el centro del campo con Rodri; con tres centrales y dos carrileros, Casares se antoja como la opción más probable para acompañar a Adrián Gallardo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios