motociclismo mundial de motogp

Yamaha, un mar de dudas

  • El test celebrado en Buriram no despeja las incógnitas de un equipo con los mismos problemas de 2018: "Estamos preocupados", afirma Rossi

Maverick Viñales rueda en el Circuito de Sepang en los entrenamientos de hace unas semanas. Maverick Viñales rueda en el Circuito de Sepang en los entrenamientos de hace unas semanas.

Maverick Viñales rueda en el Circuito de Sepang en los entrenamientos de hace unas semanas. / efe

"Tenemos margen de mejora", repetía Massimo Meregalli, Team Director del Movistar Yamaha tras el test de Tailandia del pasado fin de semana. El equipo oficial de la fabrica de Iwata tiene problemas, dudas que se repiten test tras test en la salida de curva, en la aceleración con la goma trasera y, en definitiva, con la electrónica. Este problema parece afectar únicamente a los pilotos oficiales. Mientras que Johann Zarco acabó segundo tras Dani Pedrosa, Maverick Viñales se quedó a 0.407 y Rossi a 0.644.

Valentino Rossi no esconde su preocupación, que viene de lejos. "Estamos preocupados". Hasta el punto de que el italiano no es optimista de cara a Qatar: "Ha sido un duro test. En la electrónica no hemos mejorado, es difícil de entender. He hablado con los ingenieros japoneses, me han dicho que saben cuál es el problema, pero es difícil de solucionarlo. Tenemos que pensar en el futuro, no sólo en Qatar, porque será difícil solucionar el problema".

Lorenzo 'tomó prestada' la moto de Petrucci por las malas sensaciones con la Ducati 2019

El nueve veces campeón del mundo ve a Honda un paso por delante: "Las únicas que han sido competitivas en los dos circuitos han sido las Honda. El resto, algunos iban bien en Malasia y otros aquí (Buriram)". Al mismo tiempo, no tira la toalla: "Todo está muy igualado, hoy estamos mal, pero todo cambia en MotoGP". Pese a que Maverick Viñales afirmaba el pasado sábado haber dado "un paso increíble", el domingo sentenció: "Ha ido peor, no encontramos la solución". La preocupación también esta presente en la parte del de Roses: "Por supuesto que estoy preocupado". Parece que es el mismo problema que les acompañó el pasado año: "Tantos meses con el mismo problema y no puedo dar lo mejor de mí, es frustrante. Hay que encontrarlo. Es una sensación similar a la de 2017, yo intento mi máximo. Es lo que estoy haciendo. Doy muchas vueltas y sirven pocas".

Tampoco parece que les vaya las cosas bien a Jorge Lorenzo, que no pudo confirmar en el Circuito de Chang las buenas sensaciones obtenidas en Malasia. La moto de este año no daba la seguridad suficiente al balear y por ello optó por probar la del año pasado, una moto que conoce bien Lorenzo y con la que se mostró competitivo al final del año pasado. Y como no tenían ningún prototipo del año anterior en el box, tomaron prestada la moto de un Danilo Petrucci que bromeaba en torno a ello: "Me ha desaparecido una moto del box". "En Sepang nos sentimos mejor", afirmaba Lorenzo. "Estos días no me he sentido bien". La decimosexta posición final no refleja su nivel: "No he apretado en busca del tiempo de vuelta, no tenía sentido". También se refirió a la comparación entre la moto antigua y la nueva: "Queríamos volver a confirmar la nueva moto, tiene puntos fuertes y otros menos fuertes. Es difícil hacer una mezcla para Qatar, lo vamos a intentar. Con la nueva, no siento la goma delantera".

Y si en Yamaha las cosas se ven negras, todo lo contrario ocurre en Honda, con un Dani Pedrosa que fue el más rápido en la tercera y última jornada de entrenamientos libres de MotoGP en Buriram (Tailandia) y también en el conjunto de los tres días de entrenamientos. El español Álex Rins coló su Suzuki en la quinta posición mientras que la primera Ducati fue la de Jack Miller, seguido a siete centésimas por Dovizioso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios