Champions League

Las claves de la victoria del Real Madrid

  • Lopetegui salvó su primer 'match ball' con el Real Madrid, aunque las sensaciones que dejaron los blancos no fueron las mejores sobre todo en la segunda parte

Las imágenes del Real Madrid-Viktoria Pilsen Las imágenes del Real Madrid-Viktoria Pilsen

Las imágenes del Real Madrid-Viktoria Pilsen / Efe

Estas fueron las claves del triunfo por la mínima del Real Madrid ante el Viktoria Pilsen en la tercera jornada de la Liga de Campeones (2-1), disputada en el estadio Santiago Bernabéu.

1. Gol tempranero de Benzema y bloqueo

El inicio de partido del Real Madrid invitó a pensar en cerrar su crisis con una goleada a un rival menor. Era el minuto 11 cuando Karim marcaba por decimocuarta edición consecutiva de la Liga de Campeones, para convertirse en el cuarto máximo goleador de la historia de la competición con 57 dianas. El gol que debió quitar presión y desatar la verdadera identidad de los jugadores blancos, no fue acompañado de precisión en el remate y futbolísticamente dieron un paso atrás en el que se perfilaba como día perfecto para reaccionar y ganar confianza para el clásico del Camp Nou.

2. Problema del gol y egoísmo en los últimos metros

El Real Madrid no sentenció el partido y acabó pidiendo la hora. Paga su falta de confianza en la definición. Frente al Levante cerró en 8 horas y un minuto su mala racha sin marcar y frente al Viktoria hizo dos tantos en 17 remates, siete disparos a puerta. Sorprendió el egoísmo en acciones claras de gol de Isco y Benzema, con un compañero solo para hacerlo a puerta vacía como Kroos y Bale que se desesperaron pidiendo el balón en jugadas que habrían dejado sentenciado el duelo y permitido al conjunto madridista transmitir otras sensaciones con un número mayor de goles.

3. Un equipo vulnerable

Da igual el nombre del rival que cualquier equipo es capaz de generar peligro en el área madridista. El Real Madrid es vulnerable, le falta equilibrio y acusa la poca actitud defensiva del grupo. Provoca que estén superados jugadores que suelen ofrecer una imagen de seguridad como Sergio Ramos y Nacho. Ante el Viktoria hubo una clara falta de entendimiento entre centrales en la acción del gol y más en jugadas que acabaron con el rival perdonando ante Keylor Navas. Lucas Vázquez aporta en ataque pero no es un lateral y sufrió en acciones en las que le cogieron la espalda o para cerrar remates. Marcelo no tuvo ayudas hasta que no pudo tener un respiro con la aparición de Fede Valverde. La endeblez defensiva es uno de los grandes males madridistas.

4. Isco bajo de forma; Bale con inseguridad

Lopetegui necesita con urgencia la mejor versión de Isco Alarcón. Le dio la segunda titularidad consecutiva para que gane ritmo de competición tras un mes ausente, pero al malagueño se le ve muy alejado de un físico adecuado como para desequilibrar. Duró 54 minutos sobre el césped. Tampoco reaparece el liderazgo de Gareth Bale, condicionado por su cabeza y el miedo a lesionarse. Fue el jugador de campo titular que menos se asoció con el resto, 34 pases, y el que peor porcentaje tuvo de acierto con seis perdidas. Falló en la única acción en la que encontró espacio un mano a mano que no suele perdonar. Desde que sintió su primera molestia muscular, su confianza se ha desplomado.

5. Debut ilusionante de Valverde

Demostró personalidad Lopetegui en un momento que podía ser el último como técnico madridista. El cambio de Isco por Valverde nada más comenzar la segunda parte pudo extrañar a muchos pero fue un acierto táctico. Marcelo sufría en defensa y Fede le cubrió siempre la espalda, añadió músculo al centro del campo y en su segundo balón que tocó el día de su debut oficial, inicio la acción del segundo gol que marcó el lateral brasileño gracias a sentir su posición cubierta en sus incorporaciones. Con el 2-0 pudo recurrir a Vinicius Julen para ganar puntos de cara a directiva y afición, pero entendió que no era un día para probaturas como demostró el final apretado de partido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios