España-Inglaterra | Crónica

Una cura de humildad (2-3)

  • La España de Luis Enrique vuelve a la tierra ante una Inglaterra que aprovecha su fútbol a la contra y los errores locales

  • La selección se complica algo su presencia en el 'play off'

Comentarios 3

Cura de humildad para una España irreconocible. La selección de Luis Enrique sólo se pareció a la que se había mostrado hasta ahora en el color de las equipaciones y eso la condujo a una derrota ante una Inglaterra que fue sacándole partido a sus virtudes y también, en gran medida, a los defectos de una defensa que parecía más propia de una categoría inferior que de un combinado nacional que aspira a dominar de nuevo el fútbol mundial. Ahora, pese a ese gol final de Sergio Ramos que iguala el average particular con los ingleses, deberá sufrir incluso para asegurarse esa clasificación que parecía tener casi sellada y que puede exigir un último esfuerzo en Croacia.

Nada más lejos de la realidad, por tanto, la versión de ese equipo que ha vuelto a emocionar a todos los aficionados al fútbol en este país. España, en la que Luis Enrique introducía la novedad de Jonny en el lateral derecho y de Iago Aspas por delante para apelar a su 1-4-3-3, se desmoronó como un azucarillo tras un arranque prometedor. Porque, paradójicamente, Thiago, Marcos Alonso y Marco Asensio tuvierotres opciones diáfanas para haber adelantado a los suyos en los diez primeros minutos.

Aquello parecía destinado a un nuevo triunfo de España y, de esta manera, a dejar sentenciado el grupo y su presencia en el play off final de esta nueva, y atractiva, competición conocida como Liga de Naciones. Pero no, España cayó presa de su propia codicia y por ahí empezaría a hundirse. Fue en una acción que parecía conducir a un sonoro fallo de los ingleses en una presión altísima de Busquets, que incluso fue a hostigar la salida del balón por parte de Pickford.

Y por ahí se cayó todo el edificio. La pelota se dirigió en el despeje del guardameta hacia Kane y éste se encargó del resto con el medio centro del Barcelona fuera de sitio. Pase magistral a Sterling, Jonny, muy desafortunado en todo momento, rompe el fuera de juego y primer gol de los ingleses. El 0-2 llegaría más o menos de una manera semejante, Kane volvió a bajar un balón de Pickford, casi ridiculizando a la pareja de centrales integrada por Sergio Ramos y Nacho, y conectó con Rashford. Éste fue más rápido que Jonny, más de lo mismo.

España había sido golpeada con fuerza y ya hasta sus pilares más sólidos iban a ir derrumbándose. Porque no es muy normal ver a Busquets dar un mal pase al compañero y, sobre todo, que esta situación acabe en el gol del adversario, en este caso el tercero. El equipo estaba completamente descompuesto desde los errores defensivos y el virus afectaba incluso a la principal de las virtudes, que es la circulación del balón. El hundimiento era absoluto.

Los jugadores ingleses celebran un tanto. Los jugadores ingleses celebran un tanto.

Los jugadores ingleses celebran un tanto. / Antonio Pizarro

A cualquiera que le hubieran contado que el retorno de España al Benito Villamarín 23 años después iba a deparar un partido así seguramente hubiera lanzado al aire una sonora carcajada para reírse del augur. Pero no, era la verdad, en el intermedio se registraba un cero a tres imposible de creer, pero real como la vida misma.

Restaba tiempo, sin embargo, para restañar las heridas y así pareció que podía ser cuando Dani Ceballos y Alcácer ingresaron al mismo tiempo al campo. El primer balón tocado por el valenciano acababa en la red de Pickford, mientras el ex bético se encargaba de meterle algo de malicia al juego de los españoles en pos de buscar el imposible. Y hasta pudo ser factible de haber cobrado Marciniak un claro penalti de Pickford a Rodrigo en un balón recuperado por el valencianista.

No fue así y con la entrada de Morata Luis Enrique se equivocó al sacar a Alcácer del área. España siguió intentándolo al son de los arabescos de Dani Ceballos, pero los minutos fueron transcurriendo sin mayores sobresaltos para Inglaterra. Sólo en un disparo de Asensio y ya en los estertores con sendos cabezazos de Marcos Alonso y Sergio Ramos pudo llegar lo que al final se produjo. Un 2-3 insuficiente para empatar, pero que igual y vale para la clasificación. Pero lo que quedará para siempre es una cura de humildad para bajar a la tierra a esa España que había vuelto a ilusionar a todos los suyos.

Ficha técnica:

2 - España: De Gea; Jonny, Nacho, Ramos, Marcos Alonso; Busquets, Thiago, Saúl (Alcácer, m.57); Aspas (Dani Ceballos, m.57), Rodrigo (Morata, m.72) y Asensio.

3 - Inglaterra: Pickford; Chilwell, Maguire, Gomez, Trippier (Alexander-Arnold, m.85); Barkley (Walker, m.76), Dier, Winks (Chalobah, m.90); Rashford, Kane y Sterling.

Goles: 0-1, M.16: Sterling. 0-2, M.29: Rashford. 0-3, M.38: Sterling. 1-3, M.58: Alcácer. 2-3, M.97: Sergio Ramos.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a los visitantes Dier (m.11), Winks (m.64) y Maguire (m.71), y a los locales Sergio Ramos (m.64), Jonny (m.75), Nacho (m.87) y Morata (m.97).

Incidencias Partido del grupo A-4 de la Liga de las Naciones disputado en el estadio Benito Villamarín ante 50.355 espectadores, entre ellos unos 2.500 seguidores ingleses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios