Deportes

El derbi que marcará la Liga

  • Madrid y Atlético se miden en el Bernabéu en un encuentro clave para el desenlace del campeonato

  • Simeone sigue sin poder contar con Gameiro

Danilo, Cristiano, Pepe y Kovacic bromean en una acción del entrenamiento de ayer en Valdebebas. Danilo, Cristiano, Pepe y Kovacic bromean en una acción del entrenamiento de ayer en Valdebebas.

Danilo, Cristiano, Pepe y Kovacic bromean en una acción del entrenamiento de ayer en Valdebebas. / j.j. guillén / efe

Separados por un océano de diez puntos pero con su rivalidad intacta, Real Madrid y Atlético de Madrid se enfrentan en la Liga conscientes de que el derbi puede marcar el desenlace del campeonato.

En el estadio Santiago Bernabéu y días antes de medirse al Bayern de Múnich en los cuartos de la Liga de Campeones, los blancos recibirán a su gran rival ciudadano con el objetivo de reafirmarse en la cima de la Liga y mantener su ventaja sobre el Barcelona, que también hoy visita al Málaga. El título de Liga parece cuestión de unos y de otros. El Atlético, tercero con 61 puntos, se apartó de la pelea hace ya bastantes jornadas; centró sus esfuerzos en la Champions, donde se medirá al Leicester, y aprovechó el bajón del Sevilla -cuarto con 58 puntos- para recuperar posiciones en el campeonato.

Por eso y por los precedentes, Zidane tiró ayer de prudencia para pronunciarse sobre un choque cuyo resultado puede marcar el devenir de la Liga. "Mañana (por hoy) es otro partido y el Atlético está muy bien. No me espero el partido de la primera vuelta, en el que sufrimos a ratos. En este partido también lo vamos a hacer o va a ser peor, pero estamos concentrados y queremos ver un buen partido de fútbol", afirmó el técnico galo.

En la primera vuelta de la Liga, los blancos se impusieron a los dirigidos por Diego Simeone por un contundente 0-3 en el estadio Vicente Calderón. Pero las circunstancias ahora son otras. El preparador galo del equipo madridista considera que los rojiblancos están jugando mejor que entonces y la mayor presión recae sobre su equipo, que defiende la cima. Para el Atlético, una victoria frente a su gran rival ciudadano implicaría prolongar la excelente estadística que Simeone tiene en el Bernabéu -se impuso en tres de los cuatro duelos que disputó- y un excelente golpe de moral para afrontar los cuartos de la Champions. "Jugar en el Bernabéu es igual que jugar en cualquier otro campo porque siempre necesitamos los puntos", aseveró, sin embargo, Simeone. Nadie creyó al técnico argentino, que como siempre jugó al despiste y, sutilmente, restó cierta importancia al Madrid: "Lo que más orgulloso me pone es haber empatado en Barcelona y haber podido ganar la Liga".

Para afrontar el derbi, Simeone contará con todos sus mejores hombres, excepto Gameiro, y todo apunta a que Fernando Torres acompañará a Griezmann en ataque. Zidane tiene la ya conocida baja de Varane, pero también al tridente formado por Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo, y a su Isco "a tope físicamente". De este modo, el Madrid buscará enlazar su compromiso número 52 marcando frente a un férreo Atlético que acumula ya cinco jornadas consecutivas sin recibir un gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios