fútbol tercera división

A despejar dudas y ganar confianza

  • Exigente envite para el Xerez Deportivo FC, que visita al Ceuta con el objetivo de volver a la senda de la victoria

Javi Casares volverá al equipo inicial en Ceuta. Javi Casares volverá al equipo inicial en Ceuta.

Javi Casares volverá al equipo inicial en Ceuta. / miguel ángel gonzález

A un punto del play-off de ascenso y escocido por el 3-0 en Lebrija, el Xerez Deportivo FC cruza el Estrecho decidido a recuperar el terreno perdido y volver a la senda positiva en su segundo desplazamiento consecutivo, de nuevo un choque exigente dentro del complicado calendario de salidas que está atravesando el equipo de Pepe Masegosa, que tras Utrera, Arcos y Lebrija hoy visita el Murube y en siete días se medirá a otro de los gallitos, el Algeciras.

De esta forma, el Ceuta será una nueva reválida para calibrar al equipo en este complicado tramo de la competición y su capacidad de reacción tras encajar un revés y volver a jugar en territorio enemigo y ante un rival exigente como pocos, al menos sobre el papel. El equipo caballa, de nuevo aspirante al ascenso y con la vitola de favorito, también llega exigido al duelo porque solo ha ganado uno de los tres partidos disputados en el Murube, donde ha cedido un empate y ha encajado ya una derrota, escaso bagaje para sus aspiraciones aunque apenas se han disputado seis partidos y queda muchísimo margen de maniobra.

Por tanto, choque de altos vuelos entre dos aspirantes de los más cualificados del grupo, una batalla que no va a valer una guerra pero que sí puede ayudar a ganarla. En el Xerez DFC, un triunfo supondría, además de sumar tres puntos, ganar tranquilidad después de la incertidumbre generada en Lebrija. A nadie escapa que la lesión de Camacho ha sembrado dudas que Marrufo y sus compañeros -en un equipo defienden todos- acrecentaron contra la Balompédica y la prueba es evidente: el club está buscando portero a contrarreloj. Así, el partido de esta tarde es una magnífica oportunidad para que Marrufo y la defensa se reivindiquen, porque parece claro que el Ceuta pondrá a prueba la capacidad defensiva de los xerecistas.

Y es que además de los puntos en litigio -que al fin y al cabo son los que valen para la nota final de la temporada-, el cuadro xerecista busca recuperar las buenas sensaciones apuntadas tras caer en Utrera, cuando mostró esa capacidad de reacción que quiere repetir esta tarde y encadenó tres victorias consecutivas -San Roque, Arcos y Cabecense- que le colocaron a rebufo de los cuatro primeros clasificados. El de hoy es, por tanto, un partido para ganar confianza y aumentar la autoestima, que no es poco.

Masegosa ha hecho hincapié esta semana en las acciones a balón parado que tanta factura pasaron en Lebrija y, con la lección aprendida y propósito de enmienda, el objetivo del Xerez DFC es mostrar capacidad de reacción y dar el golpe encima de la mesa que supondría regresar con los tres puntos. Para ello, el preparador azulino apunta cambios, algo obligado por la baja de Joaqui, que se queda en casa por un golpe en las costillas, mientras que Camacho seguirá siendo baja tras su operación por la fractura de mandíbula.

La convocatoria la forman los 16 jugadores disponibles de la primera plantilla y Borja Villegas, portero del filial: Marrufo, Borja Villegas, Marcelo, Álex Padilla, Regino, Rojas, Adri Rodríguez, Jorge Herrero, Rodri, Álex Colorado, Heredia, Bello, Jojo, Juan Gómez, Javi Tamayo, Casares y Adrián Gallardo.

Regino se postula como sustituto de Joaqui en el once inicial azulino, al que volverá Javi Casares y en el que Marcelo podría entrar en el lateral para dar más consistencia a la zaga; en el medio pueden entrar Rodri o Jojo.

En el Ceuta, Juan Ramón tiene la sensible baja más del delantero Chico Díaz, lesionado en La Juventud, cuya ausencia implica que cambios en el once e incluso de sistema, pues en los dos últimos partidos el técnico caballa había apostado por un 4-4-2 con Chico y David Camps como referencias que no podrá repetir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios