Deportes

"No nos echen el peso de la salvación del Cádiz"

  • Buenaventura dice que los amarillos puede seguir en Segunda B aunque pierdan ante el Sanluqueño Avisa que "nadie espere un favor deportivo"

El duelo provincial que el próximo domingo protagonizarán en El Palmar el Atlético Sanluqueño y el Cádiz se presenta marcado por la tranquilidad de un equipo que ha cumplido su misión con creces -el verdiblanco- y otro -el amarillo- que ni siquiera ha sido capaz de tener atada la permanencia con sólo dos jornadas por delante.

El presidente de cada club vive el encuentro de distinta manera, como quedó patente ayer en la tertulia de la Cadena SER, que contó con la presencia del dirigente del Sanluqueño, Manuel Fernández, y el mandatario del Cádiz, Florentino Manzano, además del entrenador del conjunto de la Costa Noroeste, Pedro Buenaventura.

Fernández explicaba cómo afronta el choque su equipo. "Estamos tranquilos, es para disfrutar, debe ser una fiesta del fútbol para Sanlúcar, hace 43 años que no viene el Cádiz para jugar un partido oficial". El dirigente aseguraba que se lo pondrán difícil al cuadro amarillo. "Le tenemos cariño al Cádiz, hay buena relación entre ambos clubes, pero hay que competir en el campo, hay otros rivales en medio".

El responsable del club del Guadalquivir invitaba a la afición cadista a que acuda el domingo a Sanlúcar. "Somos una ciudad acogedora, ojalá venga mucha gente de Cádiz, será recibida con los brazos abiertos y además nos hace falta una buena taquilla".

Florentino Manzano reflejaba la otra cara de la moneda. No ocultaba la importancia del encuentro para el Cádiz y por ello hacía un llamamiento a la afición para que vaya a El Palmar. "Todo el que sienta al Cádiz debe ir a Sanlúcar, nos puede ayudar a lograr el objetivo". Manzano reconocía, sobre la temporada, que "sabemos que no lo hemos hecho bien, pero tenemos que estar unidos, el equipo necesita a la afición en un momento clave".

Manzano trataba de no mirar atrás para centrarse en el futuro. "Hay que tomar nota de lo que se ha hecho mal y darle un equipo competitivo a la afición". Lo decía de cara a la próxima campaña, pero antes queda por resolver la actual. "No es momento de pensar qué hemos hecho mal, la realidad es que el domingo nos jugamos mucho del futuro del Cádiz y los jugadores necesitan el calor de la afición".

Buenaventura, por su parte, demostraba tener las ideas muy claras. "Al Cádiz le queda un partido más además del nuestro y hay otros encuentros entre rivales directos. No le echemos al Sanluqueño el peso de la salvación del Cádiz".

Pese a la tranquilidad que supone tener atada la permanencia, el técnico de la escuadra verdiblanca indicaba que el duelo provincial produce "una situación incómoda para nosotros por las especulaciones". Buenaventura ponía la mano en el fuego por su plantilla: "Somos honestos, honrados, nadie que vaya a ver el partido puede pensar que el Sanluqueño va a regalar nada, el Cádiz tiene que ganar en el campo. Que nadie espere un favor deportivo". En el vestuario verdiblanco "hay jugadores que le tiran más el Cádiz, otros jugaron en Jerez, pero yo les dije que nos olvidemos de esas cosas y disfrutemos", añadía el preparador.

En el caso de que el Cádiz perdiera en su visita a El Palmar, Buenventura recordaba que todavía podría salvarse. "El Sanluqueño puede ganar y pueden darse otros resultados, el Cádiz puede llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo". El técnico insistía en un mensaje con el que pretendía despejar la más mínima duda: "Que no nos acusen de nada. Si ganamos es que fuimos mejores, y si gana el Cádiz es porque fue mejor. Cada uno en el terreno de juego hace los méritos que puede".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios