CD Guadalcacín-Sevilla C | Crónica

Un empate que sirve de poco (0-0)

  • Guadalcacín y Sevilla C suman un punto en un partido tan peleado como trabado y con muy pocas oportunidades

  • El visitante Eloy se topa con la madera y las ocasiones locales se pierden en disparos rechazados por los rivales

Pancy gana en el salto a los sevillistas José y Carmona. Pancy gana en el salto a los sevillistas José y Carmona.

Pancy gana en el salto a los sevillistas José y Carmona. / Vanesa Lobo

El Guadalcacín sumó su tercer punto en el Fernández Marchán ante un Sevilla C al que tampoco le sirve de mucho el empate en un partido en el que el 0-0 fue la consecuecia lógica de un choque tan peleado como trabado y carente de ocasiones: la mejor del encuentro fue un zurdazo del visitante Eloy al palo al cuarto de hora pero pocas veces más Lebrón y Jona se vieron en apuros, el local porque el segundo filial sevillista tampoco llegó más y el visitante porque las llegadas con peligro de los locales acabaron en disparos taponados por los defensas.

Sin oportunidades claras y con escasas llegadas de peligro, el partido fue tan feo o malo como peleado e intenso en el duelo de pelotazos, segundas jugadas, rechaces, balones bombeados y despejes. Unos y otros, con la alarma roja encendida en la clasificación, tenían claro no conceder nada al contrario en defensa y tratar de meter el balón en el campo contrario todo el tiempo posible para evitar riesgos y a la vez intentar provocar el fallo del rival.

Así, el choque se enquistaba en el centro del campo porque los de atrás despejaban sin remilgos al menor atisbo de presión rival y la defensa contraria devolvía los pelotazos, con los centrocampistas de unos y otros corriendo en apenas 30 metros viendo volar de un lado a otro el balón, que pasaba más tiempo en el aire que a ras de un césped artificial que tampoco aconseja arriesgar raseando el cuero.

Sin Diego Galiano, que no se recuperó a tiempo para el primer envite de 2019, el Guada salió con lo que tiene y dos juveniles en los cinco del banquillo; el Sevilla C, con tantas bajas como juveniles, formó con tres centrales buscando en las bandas a Núñez y a Eloy, que por el carril izquierdo tuvo la mejor ocasión del partido en un tremendo zurdazo esquinado que se estrelló en el segundo palo de Lebrón.

Había arrancado mejor el filial sevillista pero pronto equilibró la balanza el Guada, que solo se acercó a Jona en un par de faltas de Rosales hasta que, ya pasada la media hora, Marín hizo de las suyas por la banda derecha y sirvió al corazón del área, donde Pulido, en vez de disparar de primeras, quiso colocar y dio tiempo a un defensa blanco a tapar el balón. Con un par de escarceos por la derecha que no llegaron a nada y un córner cabeceado a las manos de Jona acabó el primer tiempo.

Dio un paso adelante el Sevilla C en el arranque de la reanudación pero los balones bombeados se encontraron con una zaga azul ayer bien situada y concentrada. A la hora de partido el Guada ya había equilibrado el partido y se dejó ver en una llegada de Fran Jiménez por la derecha que Marín remató tapando un defensa. Paco Peña movió piezas tratando de sacudir el partido y Mendoza refrescó al equipo con Regalí, pasando Marín a la izquierda, por donde volvió a crear problemas a la zaga visitante con una internada y pase atrás para Parada, cuyo disparo volvió a encontrar a un defensa.

Así murió el partido, con quiero y no puedo de unos y otros a los que de poco sirve el punto: el Guada no pierde pero tampoco gana, la salvación sigue igual de lejos pero queda una jornada menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios