XEREZ DEPORTIVO

"Éste ha sido el gol más especial de toda mi vida"Mendoza y Aythami no entrenaron ayer

  • Pedro Ríos dedicó el tanto ante el Rayo a su padre y asegura que "sentí a la vez tristeza y alegría" · El jerezano se ve ahora más valorado por la afición y sueña con grandes retos este añoEl canario amaneció con una contractura en la espalda y el lateral sigue con problemas de tobillo

Comentarios 1

Dicen que después de la tempestad viene la calma, y Pedro Ríos lo puede certificar. El jerezano ha pasado un final de verano cargado de contratiempos personales y profesionales, pues a la pérdida de su padre se le unió la negativa del Xerez a dejarle marchar al Málaga, equipo de Primera División, que se interesó por sus servicios. Semanas después, el mediapunta se ha convertido en una pieza clave en la maquinaria de Esteban Vigo y es a día de hoy uno de los futbolistas más en forma del plantel.

-El domingo hiciste tu primer gol en Liga esta temporada, un gol, ¿diferente o más especial que los anteriores?

-Claro que sí. Llevaba mucho tiempo buscando este gol después de la muerte de mi padre. Puedo decir que ha sido el gol más especial que he metido en toda mi carrera, porque por desgracia quería dedicárselo a mi padre, que ya no me está viendo. Era lo que me apetecía y bueno, tengo claro que esta temporada haré siempre lo mismo cada vez que haga un gol. Miraré al cielo y se lo dedicaré a él.

-Pero en estos casos, ¿qué le pasa a uno por la cabeza?

-Te pasan muchas cosas. Llevábamos cinco semanas y la verdad, estaba deseando estrenarme como goleador. Fue una sensación diferente a todo, porque a la vez me sentí triste y contento. Sinceramente, es difícil explicarlo.

-Cuando uno tiene la oportunidad de jugar en Primera División y ve que el tren se marcha, ¿es difícil regresar a la realidad o se pierde un poco la noción?

-Al principio me ha costado bastante porque yo tenía muchas ganas de que se hiciera. Fue una oportunidad que se me presentó y bueno, nunca se sabe cuándo va a volver a presentarse, si es que alguna vez más se presenta. Mi ilusión era aprovecharla, por eso cuando vi que al final no se hizo resultó un palo muy gordo para mí. Lo que pasa es que llega un momento en que tienes que asumir que no se ha hecho y ponerte de nuevo las pilas para ayudar al Xerez, al que, al fin y al cabo, me debo. Aquí también estoy muy contento y ya digo, ojalá alguna otra vez se acuerden de mí.

-El domingo tras el partido Pepe Mel dijo en rueda de prensa que la banda derecha del Xerez es la mejor de la categoría. Cuando alguien habla así de tu demarcación, ¿en qué se piensa?

-Hombre, la verdad es que sus palabras no me las esperaba y que un profesional de la talla de Pepe Mel, que ya tiene un currículo bastante importante, te lance un piropo así es un halago y te da mucha fuerza para seguir.

-El presidente ha comentado que con el tema de tu renovación no van a existir excesivos problemas. ¿Está tan cerca tu ampliación de contrato?

-No lo sé. Problemas fuera de lo normal no van a existir por mi parte, y en el momento en que lleguemos a un acuerdo se puede hacer, el problema es que tenemos que alcanzar ese acuerdo. Ellos me han elevado una primera propuesta y en ello estamos, vamos a estudiarla y ya veremos.

-¿Realmente te ves retirándote con la camiseta del Xerez o llega un momento en el que uno quiere buscar otras inquietudes?

-A mí lo que más ilusión me hace es retirarme con el Xerez pero en Primera División. Sería un sueño acabar mi carrera en la máxima categoría y encima defendiendo los colores que siempre he querido. Uno desde pequeño siempre sueña con eso, y todavía es posible. De cualquier manera, nunca se sabe lo que puede pasar, el fútbol es a veces una caja de sorpresas.

-De cara a la afición, con la que en ocasiones has tenido tus desengaños, ¿te sientes más importante este año ?

-Puede que sí. He notado un cambio rotundo esta temporada. Reconozco que hasta el año pasado más o menos no empecé a recibir ese cariño o al menos que se reconociera mi trabajo. Sé que tenemos una afición bastante exigente y sabe colocar a uno donde se merece.

-Iniciar la Liga con dos victorias, como habéis empezado, ¿te hace salir al campo de otra manera?

-Si lo comparamos con el año pasado claro que sí. Yo soy de los que pienso que si inicias bien la Liga tienes muchas posibilidades de hacer una buena temporada y eso ya nos ha pasado más de una vez desde que estoy aquí. También sé que cuando empiezas mal todo es más complicado. Uno se puede resarcir, como nos ocurrió afortunadamente el año pasado, pero siempre cuesta mucho trabajo salir de los puestos bajos, tienes que ir todo el año a remolque. En el momento en que empiezas bien coges una confianza y una moral que te hace ofrecer un mejor nivel.

-Con tantos contratiempos durante la pretemporada, tanto a nivel personal como a nivel extradeportivo, ¿te ha sorprendido tu excelente inicio de competición?

-No me puedo quejar del inicio que estoy teniendo, y además la dinámica que tiene el equipo es bastante buena y eso ayuda. Sorprenderme no me ha sorprendido porque siempre trabajo para hacer las cosas bien, pero sí es cierto que no sabía cómo iba a reaccionar ante todas estas situaciones, porque nunca había pasado por una cosa igual en mi vida.

-El sábado os vais a encontrar de frente a Samuel, Geijo, Adrián... ¿Será un partido diferente?

-Será algo distinto porque muchos de sus jugadores han sido compañeros hace nada. Todos esos son buenos, pero los demás, como Pedro Vega y alguno más conocido en Segunda, también. Aún así, nosotros en casa estamos en un buen momento y podemos ganar a cualquiera.

De los dos, quien parece tener más problemas es Jesús Mendoza, que aunque el martes trabajó con el grupo, ayer volvió a sentir molestias, por lo que se limitó a fortalecer su tobillo con los fisioterapeutas de la entidad.

El propio futbolista reconoció ayer que "el año pasado ya tuve una lesión ahí, en el astrágalo, y preferido no forzar. Soy optimista, pero vamos a ver cómo evoluciono en estos días".

La nota positiva estuvo en la vuelta de Juan Luis Redondo, quien completó la sesión sin contratiempos. El sevillano señaló en rueda de prensa que "estoy bien, llevo dos días trabajando con el grupo y la verdad es que me voy encontrando bien. A disposición del entrenador estaré, otra cosa es jugar o no, dependerá de él".

El lateral reconoció que la pasada semana forzó al máximo para jugar, pero "al final decidí que no porque me sentía cargado. Era mejor parar una semana que un mes".

El camero se refirió a este asunto por la competencia que existe en el plantel y más si cabe en la defensa. "Lo bueno que tiene esta plantilla es que si te duermes, llega otro y lo hace tan bien o mejor que uno. La semana lo pasada intenté pero era mejor parar. Esta semana hay que luchar y ponerle las cosas difíciles al entrenador", agregó.

Al ser preguntado sobre el Levante, Juan Redondo indicó que "no nos preocupamos de los rivales, creo que nuestra mejores armas somos nosotros. Si salimos al nivel que debemos no me preocupa el rival, tenemos armas suficientes para doblegar a cualquier rival".

El actual capitán del conjunto valenciano regresará el próximo fin de semana a Jerez para enfrentarse al que fuera su equipo durante dos temporadas, antes de llegar a la entidad levantinista.

En este sentido, el delantero aseguró que: "será especial porque los dos años que pasé ahí me trataron muy bien, me he sentido muy querido en esa ciudad" y anunció que en el caso de marcar no lo celebrará.

La expedición levantinista se desplazará a Jerez en avión, hecho que ha querido destacar Geijo en su comparecencia. "Le agradecemos el esfuerzo al club, porque es importante para nosotros. Para afrontar el partido es mucho mejor un viaje de dos horas en avión que no doce horas en autobús".

Preguntado por las posibles bajas que tendrá el equipo en defensa (Yago Yao por sanción y Ángel Sánchez por lesión), Geijo afirmó que "la gente que está entrando en el equipo lo ha hecho bien, porque tenemos una plantilla muy competitiva en todas las líneas".

Después de que en los primeras partes ante Hércules y Alavés no se jugara al nivel exhibido en los otros partidos, el delantero ha reconocido que ante el Sevilla: «"í se salió enchufados desde el principio".

"Tenemos que mantenernos así en todos los encuentros. Es muy difícil remontar un partido en Segunda División, porque los equipos se cierran muy bien", dijo.

Geijo también destacó la intensidad con la que se viven los entrenamientos. "La gente tiene muchas ganas de jugar, de ganarse el puesto. Saben que durante la semana también se pelea por eso, lo que ayuda a coger el ritmo", señaló.

Además, insistió en que "el objetivo es la salvación". "Firmo ahora mismo estar segundo hasta diciembre y lograr la salvación cuanto antes", destacó.

"No podemos saltarnos los pasos de un objetivo a otro, pero nunca se sabe. Si cuando falten pocos partidos seguimos arriba, no tenemos que renunciar a nada", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios