fútbol liga santander

Un galimatías con Neymar

  • El tuit de Piqué sobre la continuidad del brasileño no despeja las dudas evidentes sobre su futuro

  • Al culebrón aún le quedan nuevos capítulos

Neymar, ayer en Nueva Jersey. Neymar, ayer en Nueva Jersey.

Neymar, ayer en Nueva Jersey. / Edu Bayer / efe

La prensa anuncia que Neymar se quiere ir al Paris Saint-Germain, se habla de una reunión del padre en la capital francesa con directivos del club galo, el futbolista calla, Piqué asegura en Twitter que el brasileño se queda en el Barcelona, los periódicos advierten de que todavía hay "posibilidades" de que el jugador se marche... La única realidad es que el caso Neymar es un enorme galimatías.

No hay día que pase que no se escriba un nuevo capítulo de un conflicto que parece eterno. Todo se solucionaría con que el propio Neymar, un muchacho que se maneja bien en las redes sociales, dijera claramente cuál es su postura, si cumplirá con su contrato en el Barcelona, pero todo lo que hay es un silencio que continúa llenando de inquietud al hincha azulgrana.

La bomba la destapó el diario Sport el 16 de julio al asegurar que "Neymar está incómodo en el Barcelona" para añadir que "una parte del entorno más próximo al crack le insiste en que va llegando la hora de abandonar" el club azulgrana y que "le piden alejarse de la prolongada sombra de Messi para intentar crecer lejos del Camp Nou y buscar una mayor gloria individual".

Ese mismo día, el director deportivo de la entidad azulgrana, Robert Fernández, afirmó que no creía que nadie pagara la cláusula del jugador, de 222 millones de euros, unas palabras que resultaron insuficientes para detener una bola de nieve ya en marcha.

El 20 de julio, el futbolista tomó un avión hacia Estados Unidos para incorporarse a la pretemporada del equipo, pero lo hizo en medio de un silencio sepulcral a pesar de la insistencia de una nube de periodistas, deseosos de que confirmara o desmintiera la noticia de su marcha. No lo hizo, evidentemente.

En la noche del sábado, el jugador tuvo una actuación deslumbrante en el partido de preparación ante la Juventus al marcar dos goles, uno de ellos espectacular, tantos que fueron celebrados con rabia aunque sin gestos de fidelidad hacia el escudo del Barcelona.

Para entonces, la rueda de rumores era irrefrenable y la prensa internacional hablaba de una reunión del padre de Neymar con el PSG. Después llegaría otra con los dirigentes del Barcelona, que según los medios "no fue fructífera".

Hasta que llegó la noche del domingo y su compañero Piqué publicó un sorprendente tuit en el que, ilustrado con una fotografía junto al propio Neymar, publicó el mensaje: "Se queda". En el culmen de lo extravagante, un jugador supuestamente ajeno a todo el caso anunciaba lo que normalmente debería haber hecho el club o el propio futbolista involucrado.

Pero si alguien pensaba que el conflicto estaba en vías de desaparición, la prensa aseguraba ayer que nada hay cerrado, ni en una dirección ni en otra.

"El PSG aún no se ha rendido", aseguró el diario Marca, mientras Sport citó fuentes del entorno de Neymar para afirmar que "el jugador todavía no ha tomado una decisión", mientras que As afirmaba que el entorno del jugador "no había entendido la foto con Piqué".

Así avanza el culebrón del momento, el de un futbolista que tiene en jaque a todo un club que no sabe si podrá contar con una de las grandes estrellas mundiales a pesar de tener contrato hasta 2021, mientras su hinchada comienza a mostrar en diferentes encuestas su decepción con el astro. ¿Cuándo concluirá el caso?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios