Deportes

"Se ganó una batalla pero no la guerra"

  • Redondo pide calma para lo que resta de Liga, que "son diez finales en las que nos jugamos la vida, aún no hay nada hecho"

Juan Luis Redondo llegó al Xerez a prueba de cara al mercado de invierno, superó su periodo de adaptación, tuvo ficha en enero y entró a cuentagotas en los planes de Casuco. El defensa tampoco contó demasiado en un principio para Esteban Vigo pero la lesión de Portela le abrió las puertas de la titularidad y se ha convertido en indiscutible en el lateral derecho xerecista coincidiendo con la buena racha del equipo.

El sevillano es un ganador nato y nunca está satisfecho del todo, así que todavía espera más del equipo. "Hay que tener los pies en el suelo, estamos respirando pero todavía necesitamos la ayuda del oxígeno porque no hemos salido de abajo, no podemos fallar. Eso sí, el domingo pudimos disfrutar con nuestras familias tras ganar el derbi, nos hacía falta un triunfo así, pero desde el martes ya sólo pensamos en el Granada 74. En Motril tenemos otro partido duro y complicado".

Redondo comparte la opinión de la mayoría de sus compañeros y es de los que piensan que la euforia no se puede instalar en el vestuario. "Hemos ganado una batalla pero no la guerra, insisto en lo que he comentado antes, no nos podemos dormir porque queda lo más complicado, estamos creciendo, cada vez creemos más en nuestras posibilidades pero queda camino".

Y ante el Granada 74, bajo su punto de vista, les queda un partido de los más difíciles. "Tienen una buena plantilla y además juegan en un campo de dimensiones reducidas, que se adapta bien a las características de sus jugadores, que explotan bien las jugadas a balón parado pero nosotros también tenemos nuestras armas y ya toca ganar fuera".

Los azulinos han empatado en sus últimas dos salidas y el lateral hispalense se apunta a que "a la tercera sea la vencida. Nos falta dar ese pasito fuera y este encuentro es el ideal para lograrlo porque ellos también se podrían meter en problemas. Hace algunas jornadas nadie daba un euro por nosotros y el fúbtol tiene estas cosas, un mes después hemos cambiado la dinámica. Ha llegado un entrenador nuevo, con ideas nuevas, con mucha ilusión, nos ha inculcado esa mentalidad y ahora sabemos que podemos ganar a cualquiera. La gente también se ha volcado con nosotros y eso es clave de cara al tramo final de temporada, pero no nos podemos relajar".

A nivel personal, las cosas le están saliendo bastante bien y no oculta su satisfacción. "Desde que llegué siempre ha mantenido la misma máxima, esforzarme y trabajar al máximo para intentar ganarme la confianza del cuerpo técnico, que es el que toma las decisiones. Al principio no fue fácil pero nunca arrojé la toalla. Siempre he obrado de la misma forma en mi carrera profesional, cuanto más complicado lo he tenido, más me he esforzado y me ha ido bien, el míster está contando conmigo y yo encantado de poder ayudar al equipo a conservar la categoría, que es el objetivo que todos nos tenemos marcado".

Redondo renovará de forma automática por partidos disputados. Le quedan cuatro y espera lograrlo pero ahora mismo "estoy centrado en el tema deportivo, mi meta es dejar al equipo en Segunda y luego lo que tenga que venir, vendrá. A mí me encantaría seguir por la entidad, por la afición, por la ciudad, que está cerca de Sevilla, por todo pero insisto, ahora lo que me importa es la salvación y si luego llega ese premio, fenomenal, mejor que mejor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios