Bélgica | españa · la previa

Ya es la hora de la verdad

  • España busca en Bruselas el pleno de victorias para dar su primer paso firme hacia el Mundial de Suráfrica · Del Bosque, que recupera a Albiol y a Senna, tendrá en Bélgica a su primer rival serio desde su llegada

Comentarios 2

La selección española afronta en el estadio Rey Balduino su primera prueba de fuego de la era Vicente del Bosque, en su visita a Bélgica en el cuarto partido de clasificación al Mundial 2010, al que llega buscando el pleno de triunfos para dar un paso en firme hacía Suráfrica.

Los diablos rojos son el primer examen de la brillante campeona de Europa. Superados los trámites de Bosnia Herzegovina (1-0 en Murcia), Armenia (4-0 en Albacete) y Estonia (3-0 en Tallin), el combinado español llega a la cita marcando registros para la historia.

La realidad de la selección española ha cambiado desde su última visita a Bruselas. Llega sintiéndose la mejor, manteniéndose en el cielo futbolístico tras dos años sin saborear la derrota. Estableciendo un récord de mejor selección en una fase de clasificación al Mundial por cada victoria que sella.

En aquel 7 de octubre de 2005 todo estaba en juego. Una nueva generación de futbolistas se jugaba su presencia en el Mundial de Alemania. España, con dos goles de Fernando Torres, conquistó Bruselas.

Con un estilo por bandera a imponer, saltará España al césped del Rey Balduino que tiene a todos descontentos. Su apariencia es buena, pero unas pisadas dejan ver su mal estado. Perjudicará a los dos equipos. No hay excusas entre el líder y el segundo del Grupo 5.

Vicente del Bosque realizará dos cambios en su equipo titular. Recupera a Raúl Albiol en el centro de la defensa, en lugar de Juanito, y entrega el mando a Marcos Senna, descansado tras una rotación que permitió premiar el esfuerzo de Xabi Alonso. Sigue teniendo entre algodones a Sergio Ramos. Su hambre no le permite parar, aunque tiene el pubis cargado.

El respeto de los internacionales españoles a los belgas es máximo. Bélgica entremezcla una nueva generación de futbolistas, que se presentó en los pasados Juegos Olímpicos de Pekín, con la veteranía de hombres claves en un pasado reciente. Permanece en su centro de la zaga el binomio Kompany-Van Buyten, hace años una de las parejas de centrales más sólidas de Europa.

El seleccionador belga, René Vandereycken, planea cambios en el enfrentamiento de esta noche ante España. Su equipo ha ganado los dos partidos que ha disputado como local (3-2 a Estonia y 2-0 a Armenia) y arrancó un punto de su visita a Turquía, el tercer aspirante del grupo (1-1).

Con un 5-3-2 como dibujo táctico, Vandereycken planea dar entrada a Vanden Borre, Van Buyten y Vermaelen en defensa, en lugar de Gillet, Van Damme y Defour. Experiencia para frenar a España. "Jugaremos sin complejos. Con la ambición de dar la sorpresa", avisa.

Hasta última hora, no conocerá si el portero titular, Stijn Stijnen, puede jugar el partido. Está pendiente del nacimiento de su hijo. Si estará Marouane Fellaini, el futbolista del Everton, al que los españoles señalan como el gran peligro. Por encima de Wesley Sonck que protagonizará con David Villa el duelo de máximos goleadores de la fase de clasificación.

La euforia desatada por la Eurocopa se palpará en el Rey Balduino. España estará acompañado por 11.000 emigrantes en un estadio antes llamado Heysel, de mal recuerdo por la desgraciada final de la Copa de Europa de 1985, en la que la Juventus derrotó al Liverpool tras una tragedia que se saldó con 39 muertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios