Deportes

Una igualada de lo más justa

  • Valencia y Atlético firman tablas en un duelo de alta intensidad

Filipe Luis pugna con Kondogbia. Filipe Luis pugna con Kondogbia.

Filipe Luis pugna con Kondogbia. / juan carlos cárdenas / efe

La igualdad entre el Valencia y el Atlético provocó un justo empate en un partido intenso y emocionante pero con pocas ocasiones de gol, en el que el conjunto valenciano llevó algo más la iniciativa frente a un rival que buscó su objetivo a la contra. El Valencia demostró que la distancia con el Atlético en cuanto a juego se ha reducido desde la pasada campaña a base de orden, criterio y calidad.

El partido empezó con mucha intensidad, sobre todo por parte del Atlético, que se adueñó del balón y jugó muy cerca de la meta de Neto durante los primeros diez minutos. Enfrente tuvo a un rival al que le costó encontrar el ritmo del choque. Lo consiguió a partir del cuarto de hora de juego, momento en el que el encuentro se empezó a ajustar a lo esperado, con un equipo local más dominador y un Atlético dispuesto a la contra.

Consecuencia de todo ello fue el control del juego por parte de los locales, pero también la falta de ocasiones de gol puesto que ninguna defensa, en especial la del equipo madrileño, presentó fisuras. La única excepción estuvo, en una de las fases de mayor dominio valencianista, en un balón perdido por Kondogbia, que Vietto desaprovechó con un remate alto.

La intensidad y la lucha continuaron al mismo nivel tras el descanso de un encuentro sin tregua, pero en el que ambos equipos eran conscientes de que cualquier error podía ser definitivo.

Pasado el ecuador del segundo periodo, el encuentro dio un giro y el Atlético recuperó la presencia de los primeros minutos, en definitiva, el partido se igualó con alternativas para los dos equipos. Al final, no hubo goles en un partido sin ocasiones, pero el encuentro ofreció un buen nivel futbolístico, aspecto en el que quizá el Valencia ofreció un poco más que su rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios