Fútbol l Selección

De la ilusión a la incertidumbre

  • El combinado español se entrenó ayer por la tarde por primera vez impregnado del entusiasmo que siempre aportan las caras nuevas · Sin embargo, las bajas de jugadores importantes crean ciertas dudas

La selección española comenzó ayer la concentración para preparar sus dos próximos partidos con sentimientos encontrados: la ilusión que aportan los nuevos y la incertidumbre que producen ausencias como las de Xavi, Fernando Torres, Cesc o Jesús Navas.

Uno a uno, fueron llegando ayer a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas los 21 jugadores convocados por el seleccionador, Vicente del Bosque, para preparar las nuevas citas de la clasificación para la Eurocopa 2010. El viernes jugará en casa ante Lituania y el martes visitará Escocia.

España se impregnó del entusiasmo que siempre aportan las caras nuevas. Del Bosque nunca pierde su afán por renovar con calma el equipo y esta vez citó a Borja Valero, del Villarreal, y Aritz Aduriz, del Valencia.

"Es lo máximo llegar aquí, y más con el momento que atraviesa la selección", afirmó Borja Valero, quien recibe la oportunidad a sus 25 años y tras jugar en el Real Madrid, el Mallorca o el West Bromwich Albion. Diferente es el caso de Aduriz, un futbolista que acude a la llamada a sus 29 años y después de muchas batallas vividas en equipos como el Athletic, el Mallorca y, ahora, el Valencia. "Es difícil poder estar aquí, y por eso ya estoy contento y agradecido. Es un momento para disfrutarlo. Esperamos que el equipo pueda mantener el nivel espectacular en el que se encuentra", afirmó el delantero.

Además, también se incorporaron el centrocampista Bruno, que suma su segunda convocatoria, y el extremo Pablo Hernández, quien regresa tras una prolongada ausencia desde la Copa de Confederaciones, hace más de un año. "Siempre es un orgullo estar en esta selección y con estos jugadores. Es complicado estar aquí, pero he seguido trabajando y en el futuro espero seguir viniendo", declaró Pablo.

España realizó por la tarde su primer entrenamiento, en el que Del Bosque mostró algunos de sus planes para procurar que las ausencias no se noten, aunque es inevitable que el equipo eche de menos, por ejemplo, a un jugador como Xavi, quizá el futbolista que mejor simboliza el estilo de la selección. Cesc estaba llamado a ser su sustituto, pero el capitán del Arsenal también está lesionado.

Además, la ausencia de Fernando Torres proponía un espacio para Jesús Navas, pues es probable que Del Bosque juegue con un solo punta ante Lituania. Pero el extremo de Sevilla tampoco acudió a la cita y el seleccionador medita otro plan. Éstas son algunas de las incertidumbres que Del Bosque debe comenzar a resolver en los próximos días. Pero siempre ayuda contar con renovadas dosis de entusiasmo, las que aportan los nuevos. En este caso, son muchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios