fútbol liga de las naciones

Un lustroso estreno

  • Alemania y Francia, las dos últimas campeonas del mundo, dan vuelo con su prestigio al invento de la UEFA

El seleccionador alemán, Joachim Löw, junto al defensa Hummels en el entrenamiento en Múnich. El seleccionador alemán, Joachim Löw, junto al defensa Hummels en el entrenamiento en Múnich.

El seleccionador alemán, Joachim Löw, junto al defensa Hummels en el entrenamiento en Múnich. / philipp guelland / efe

El comienzo de la Liga de Naciones no podía ofrecer un plato más fuerte: Francia y Alemania, las dos últimas campeonas mundiales, lanzarán el nuevo torneo de la UEFA en un encuentro de alto voltaje en Múnich.

Tras la debacle en el Mundial, la selección alemana intentará comenzar la reconstrucción delante de su público y nada mejor que un duelo ante su sucesora en el trono. Para la Francia de Griezmann, Mbappe y compañía, el desafío será demostrar que lo de Rusia no fue un éxito pasajero.

"Es sólo cuestión de apuntar a nuevos objetivos", dijo Didier Deschamps, el técnico de Francia. "La Liga de Naciones es uno, mientras que la clasificación para la Eurocopa 2020 es otro".

De cara al duelo ante Alemania y tres días después frente a Holanda en París, Deschamps apostó por mantener a prácticamente todos los jugadores que alzaron el título en Rusia. Sin embargo, no podrá contar con su portero y capitán, Hugo Lloris, baja por una lesión muscular.

Tampoco exhibirá demasiados rostros nuevos el equipo de Joachim Löw, quien fue ratificado en el cargo pese a la eliminación de Alemania en la primera ronda del Mundial. Ya no estará Mesut Özil tras su explosiva renuncia a la selección, aunque sí seguirán varios de la vieja guardia como Manuel Neuer -confirmado como guardameta titular por delante de Ter Stegen-, Toni Kroos, Mats Hummels, Jerome Boateng y Thomas Müller.

"Se equivocan aquellos que crean que sólo con jugadores jóvenes se puede avanzar hacia la cima", señaló Löw. "Espero que (los más experimentados) vuelvan a empujar el carro".

Junto a los más veteranos, se espera que jóvenes como Leon Goretzka y Timo Werner adquieran más protagonismo. Y también el debut internacional de los recién llegados Kai Havertz, Nico Schulz y Thilo Kehrer.

Löw anunció modificaciones tácticas en el primer partido después del Mundial, pero no un cambio total de filosofía. Eso sería "una completa tontería", dijo.

El cambio más importante será reforzar el trabajo defensivo después de los problemas exhibidos en Rusia. "No queremos perder nuestra fuerza de ataque, pero necesitamos estabilizar nuestra defensa", señaló.

El encuentro abre el Grupo 1 de la Liga A del torneo, que completa Holanda. El ganador de la zona tendrá derecho a jugar el año próximo la Final Four del novedoso certamen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios