tenis wimbledon

La maestría vence a la juventud

  • Nadal derrota a Khachanov, avanza a octavos de final y ya encadena 28 partidos sin perder un set

  • Bautista sorprende a Nishikori, noveno favorito

Rafael Nadal celebra su victoria sobre Karen Khachanov. Rafael Nadal celebra su victoria sobre Karen Khachanov.

Rafael Nadal celebra su victoria sobre Karen Khachanov. / GERRY PENNY / efe

La maestría de Rafael Nadal se impuso a los 21 años de Karen Khachanov. Así accedió a los octavos de final de Wimbledon el balear, tras derrotas por 6-1, 6-4 y 7-6 (3) al ruso, lo que le valió para citarse con Gilles Muller, su verdugo en la segunda ronda de la edición 2005.

Horas antes, Roberto Bautista cosechó una de las mejores victorias de su carrera al derrotar a Kei Nishikori, noveno favorito, por 6-4, 7-6 (3), 3-6 y 6-3, y colocarse por segunda vez en los octavos de final del tercer Gran Slam del año.

La pista central del All England se le da bien a Nadal. Ya lleva dos partidos seguidos sumando allí confianza (el primero lo ganó en la número uno contra John Millman), y el de Manacor prosigue su marcha triunfal sin ceder ni un solo set.

Continúa Nadal sublime en ese aspecto porque con la victoria de ayer ya lleva diez partidos disputados (siete en Roland Garros, tres en Wimbledon) sin ceder un parcial, y elevando la suma de éstos en su cosecha a 28.

Con esta marca, Nadal ha igualado el récord que mantenía desde los cuartos de final de Wimbledon en 2010 a la final del Abierto de Estados Unidos de ese año.

El encuentro fue plácido para Nadal, que comenzó arrollador ganando los cuatro primeros juegos en 13 minutos, colocando servicios con regularidad y sobre todo, jugando agresivo.

El balear sólo cedió una vez su saque (en el 4-1 del segundo set) y logró romper el del discípulo de Galo Blanco, un poderoso jugador que conectó 13 directos, pero con problemas para agacharse como la hierba solicita.

Como en el encuentro contra Donald Young, los únicos problemas para Nadal llegaron al término, cuando tuvo que salvar una bola de set (5-4 para el ruso) en el tercer parcial.

En octavos lo aguarda Muller, número 26 del ranking ATP y que vive el mejor momento de su carrera tras ganar el título en Hertogenbosch y completar una gran temporada de hierba.

Quien también atraviesa un gran momento es Bautista, pletórico tras batir a Nishikori. " Ahora llega mi punto de inflexión. Quiero dar un cambio y pasar a los cuartos de final de un Grand Slam", avisó el castellonense.

Bautista accedió de nuevo a los octavos de final de Wimbledon, como ya hiciera en la edición de 2015, igualando así su mejor marca en este torneo. Fiable con su servicio, constante en el fondo de la pista, desde donde anotó 40 golpes ganadores, el español ganó a base de tesón.

No lo tenía fácil, pues había perdido sus cuatro enfrentamientos previos contra el japonés, a quien sólo pudo arrebatar dos sets en la tierra de Barcelona. Su próximo rival será Marin Cilic, verdugo de Steve Johnson por 6-4, 7-6 (3) y 6-4.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios