fútbol 3 copa del rey

Dos modestos en busca de la gloria

  • El Celta recibe al Alavés con el cartel de favorito para ser finalista

Iago Aspas -en el centro de la imagen- sonríe durante el entrenamiento realizado por la plantilla del Celta.

Iago Aspas -en el centro de la imagen- sonríe durante el entrenamiento realizado por la plantilla del Celta. / salvador sas / efe

Celta y Alavés abrirán hoy su semifinal de la Copa del Rey en un duelo singular entre dos equipos modestos que sueñan con su momento de gloria y cuyos estilos llevan indefectiblemente la firma de sus respectivos entrenadores.

Se les puede llamar equipos de autor, pues ambos son reflejo de la fuerte personalidad de sus técnicos. Cada uno con su credo. Eduardo Berizzo está haciendo historia con el Celta gracias a un estilo atrevido y Mauricio Pellegrino puso a competir contra los mejores a un recién ascendido con una propuesta rocosa y llena de carácter.

Berizzo tiene 47 años y Pellegrino cuenta 45. Pertenecen a una misma generación y nacieron en el mismo país, Argentina. Pero hasta ahí las similitudes, más allá del brillante momento profesional que ambos atraviesan.

Hablar del Celta es referirse a Berizzo y una idea que tanto club como jugadores siguen con inquebrantable fe. Seguidor de Marcelo Bielsa, el técnico del equipo gallego está ante su segunda semifinal de Copa consecutiva y siente que llegó la gran oportunidad de hacer algo importante.

Su apuesta por la Copa fue notoria. Mientras la mayoría de equipos -incluido el Alavés- reservaron a sus mejores futbolistas para la Liga, Berizzo siempre puso a sus figuras en la Copa. Sentía que era la ocasión.

Ahora el Celta quiere disputar la quinta final de su historia y podría decirse que es favorito ante el Alavés, como corresponde a un equipo que acaba de eliminar al Real Madrid y en la Liga ya derrotó al Barcelona.

Pendiente de la evolución física del centrocampista danés Daniel Wass, con un esguince en el hombro derecho, se agarra al buen momento de forma de futbolistas como Tucu Hernández, Marcelo Díaz, Theo Bongonda o el gran goleador que es Iago Aspas. Berizzo consigue que todos sus futbolistas se revaloricen.

"Que exista ilusión y conexión entre la afición y el equipo es un gran capital. Siempre nos hemos sentido muy arropados por nuestra afición. Contra el Real Madrid la afición jugó un papel muy importante, nos rescata de trámites adversos. La ilusión existe", comentó Berizzo.

Sin embargo, el Celta está avisado de lo que tiene delante. Así, en el partido de la Liga jugado entre ambos el 15 de enero sólo pudo ganar 1-0 gracias a un agónico gol de Radoja a dos minutos del final.

No hay que irse muy lejos para ver de lo que es capaz el Alavés, pues en la pasada jornada de Liga empató sin goles ante el Atlético de Madrid en un encuentro en el que el conjunto vasco mereció ganar por las numerosas ocasiones acumuladas y el buen juego desplegado.

Pellegrino tiene ante sí la oportunidad de llevar al Alavés a la primera final de Copa de toda su historia. Tras una mala experiencia como entrenador del Valencia y tres años en su país dirigiendo a Estudiantes e Independiente, el técnico argentino asumió el reto de dirigir a un recién ascendido para regresar a la Liga.

El éxito es rotundo. No sólo lo llevó a las semifinales de la Copa del Rey, sino que tiene al modesto equipo vasco cómodamente instalado en la zona media, 11 puntos por encima de los puestos de descenso.

"Somos la sorpresa de esta semifinal, todos nos querían enfrentar y para nosotros cualquier rival era una ilusión como club y equipo. Vamos a ir a jugar con toda nuestra ilusión y a darlo todo", avisó nada más conocer el resultado del sorteo.

Ahora se encuentra ante un dilema: ¿poner a sus mejores futbolistas o mantener el sistema de rotaciones que tan buen resultado le dio en Copa y Liga?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios