Fútbol l Liga BBVALiga Adelante

Un penalti le sirve al Almería para empatar en Villarreal

  • Nilmar adelanta a los de Valverde, que rompen su gran racha en El Madrigal

villarreal: Diego López, Ángel, Godín, Marcano, Capdevila, Bruno, Senna, Cazorla (David Fuster 81'), Pires (Cani 67'), Rossi y Nilmar (Llorente 67'). almería: Diego Alves, José Manuel Ortiz, Pellerano, Acasiete, Cisma, Bernardello, M'Bami (Nieto 65'), Soriano, Piatti, Corona y Crusat (Goitom 57'). Árbitro: Gónzalez Gónzalez (Castellano Leonés). Tarjetas para los visitantes M'Bami J.M. Ortiz y para los locales Marcano, por dos veces, por lo que fue expulsado en el minuto 82. Amarillas a Senna, David Fuster y Llorente. Goles: 1-0 (39') Nilmar. 1-1 (66') Corona, de penalti.

El Almería logró un trabajado empate en el Madrigal y truncó de esta manera una racha de cinco victorias como local del Villarreal en casa. Los locales no encontraron nunca su juego y se mostraron inoperantes en ataque, mientras que el equipo andaluz luchó hasta el final y encontró su premio, con un penalti riguroso en la segunda parte que fructificó Corona.

Si la noche no era ya lo bastante fría y complicada en el Madrigal, los de Ernesto Valverde tuvieron que luchar y sufrir bastante para encontrar el calor de su fútbol, ante un ordenado y voluntarioso Almería.

Y es que desde que se inicio el encuentro el equipo de Juanma Lillo presentó un entramado de futbolistas en el centro del campo que dejo inoperante el juego local.

La presión al límite y la acumulación de efectivos en la zona de creación local, propicio que el juego local quedara igual de frío que la noche.

De esta forma los locales se mostraban como el tiempo, fríos y desangelados. Mientras que los visitantes se mostraban batalladores y a la espera de una contra mortífera que les premiara tanto esfuerzo.

Con este panorama pasaban los minutos sin noticias en la portería de Diego Alves y con peligrosas carreras de Piatti y Crusat, pero sin llegar a finalizarlas con peligro.

Tras más de media hora así con el Villarreal buscándolo, pero sin poder superar esa presión y el Almería esperando su contra, apareció Nilmar, quien de cabeza y cazando un centro lejano de Cazorla, conseguía el primer gol del partido de la única manera que le dejo el laborioso y pegajoso Almería, que después de tanto esfuerzo, veía como se marchaba perdiendo a los vestuarios habiendo recibido un solo remate peligroso en contra.

El segundo tiempo fue todavía pero para el Villarreal , ya que si en el primero fue el Almería y su presión el que le complicó. En los segundos cuarenta y cinco minutos fueron los locales los que se complicaron la vida al salir sin tensión y sin el afán de buscar sentenciar el partido con un segundo.

Lo hicieron regalando la pelota a su rival y jugando a esperar sentenciar en un contragolpe el partido. Ese regalo lo aprovecho el Almería que se lanzó en busca de la portería de Diego López pero sin acierto o jugadas claras o de peligro. Pero su insistencia hizo que a los sesenta y cinco minutos Goitom se encontrara un regalo de Marcano que acabó en penalti y en el empate de Corona.

Una igualada que desquició al Villarreal que acabó el partido sufriendo más por mantener el empate que por acabar ganando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios