motociclismo lGran Premio de Cataluña

El poder de Lorenzo

  • El piloto mallorquín se impone a Pedrosa en un duelo emocionante y amplía su ventaja como líder tras el cuarto puesto de Stoner · Iannone vence a Márquez en Moto2 y Viñales se pasea en Moto3

Le da igual el escenario y también el rival, el español Jorge Lorenzo (Yamaha) ofreció un recital en Montmeló, donde decidió cómo y cuándo cerrar la carrera en el mano a mano con Dani Pedrosa (Honda) y aprovecharse de la cuarta plaza de Casey Stoner (Honda), superado por Andrea Dovizioso (Yamaha), para abrir hueco en el Mundial.

Lorenzo, que llegó con ocho puntos de ventaja sobre el australiano, se irá de Montmeló con 20, pero sobre todo con la sensación de que es muy superior a sus rivales. Lo demostró hace quince días en Le Mans, cuando ganó bajo la lluvia, y también ayer, en un ambiente no tan cálido como en los dos días previos.

Fue una carrera muy táctica, con pocos adelantamientos cuando se apuraba la misma. Lorenzo adelantó a Pedrosa en la séptima vuelta, el catalán recuperó el dominio en la duodécima y a cinco para el final, el mallorquín se situó primero, puesto que ya no abandonó hasta el final.

Pedrosa jugó sus bazas como en él es habitual, en la salida. Sustentado en una gran aceleración inicial se puso en cabeza. Ben Spies (Yamaha) estaba a su estela, Lorenzo, Dovizioso, Stoner y Cal Crutchlow (Yamaha) ocuparon el grupo delantero y Spies fue la primera unidad que quedó fuera de combate en la segunda vuelta.

Crutchlow sorprendió a Stoner, quien después de completar unos buenos entrenamientos y salir desde la pole, no estuvo fino a la hora de la verdad. La lucha del australiano con el británico le impidió progresar y permitió la escapada de Lorenzo, de Pedrosa y de Dovizioso. Pedrosa dominó la carrera en las primeras seis vueltas, Lorenzo desde la séptima a la undécima; el de Castellar retomó el mando hasta la vigésima, que es cuando se decidió prácticamente la misma.

Lorenzo se mantenía a una distancia mínima de Pedrosa, pero el catalán cometió un pequeño error antes de llegar a la curva de La Caixa. No se lo pensó el mallorquín, adelantó a Pedrosa y empezó a construir su victoria.

Además, el escenario por detrás le era favorable. Crutchlow apretaba a Stoner para arrebatarle la cuarta plaza, mientras que Dovizioso no veía peligrar su primer cajón de la temporada.

Lorenzo fue incrementando su diferencia; Pedrosa pareció conformarse con la segunda plaza y en la vuelta final Stoner intentó un ataque sobre Dovizioso para no quedar fuera del podio. No lo consiguió el australiano, quien puso fin a una impresionante racha de diecinueve podios consecutivos.

Al mallorquín todo le salió bien. Ganó, aumentó su diferencia al frente de la clasificación sobre Stoner (de ocho a veinte) y disfrutó de un triunfo en casa ante la atenta mirada de Hiroyuki Yanagi, el máximo responsable de Yamaha. Ahora que parece que se ha abierto el mercado para la próxima temporada, todos los equipos quieren estar en pole position.

Más emoción hubo en Moto2. De la victoria de Andrea Iannone (SpeedUp) al liderato de Thomas Luthi (Suter), de las disculpas de Marc Márquez (Suter) a las lágrimas de Pol Espargaró (Kalex) en una emocionante carrera que prácticamente se decidió a falta de tres vueltas para el final.

La acción que marcó la carrera se produjo entonces. Mandaba Iannone por delante de Luthi, a Márquez le patinó la moto y Pol Espargaró intentó meterse por el interior de la curva. Rectificó el piloto de Cervera, no vio a Espargaró y éste se fue al suelo.

Se disculpó Emilio Alzamora, el jefe del equipo de Marc Márquez, también este último nada más cruzar la línea de meta. Mientras Espargaró, que había realizado una carrera inteligente esperando su momento para defender el liderato, se encontró en el suelo y después entre lágrimas en su garaje.

Fue una carrera de cuatro pilotos desde el principio. Iannone llevó la iniciativa, Márquez intentó escaparse sin éxito en un par de ocasiones y Luthi se sentía fuerte. Quien más sufrió fue Espargaró, que perdió el contacto con el trío de cabeza en más de una ocasión, pero que a la hora de la verdad estaba en buena disposición.

Sin Espargaró en juego y con Márquez descolgado, a partir de ese momento la carrera se convirtió en un duelo entre Iannone y Luthi por la victoria, Márquez sabía que sería tercero ante la falta de enemigos existentes en ese momento de la carrera.

Mientras, en Moto3, es posible que Maverick Viñales (FTR Honda) firmara una de las victorias más fáciles de su carrera, el día en el que Álex Márquez, el hermano de Marc, tuvo sus minutos de gloria y el alemán Sandro Cortese dio muestras de su solvencia para mantener el liderato.

En la vuelta once de las 22 de las que constaba la carrera, Viñales se encontró en cabeza y con Álex Márquez (Suter Honda) emergiendo desde la parte trasera de un numeroso grupo para sorprender a los favoritos.

El piloto de Roses, que suma su segunda victoria en el Mundial, vio que era el momento de poner tierra de por medio y a partir de ese momento fue incrementando la diferencia vuelta a vuelta.

Y es que ni planeado de esa manera le hubiera salido mejor a Viñales. Tomó el mando de la carrera a partir de la vuelta cuarta y no lo soltó, aunque en las siete siguientes había muchos aspirantes a complicarle la existencia.

En la lucha por el podio, Cortese no falló y fue segundo, con lo que mantiene el liderato del Mundial, ahora con sólo siete puntos de ventaja sobre Maverick.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios